Edición Impresa, Policiales

junto a dos civiles

Condenan a policías por narcotráfico


Diez policías y dos civiles fueron condenados ayer por la Justicia federal de Santa Fe al ser hallados responsables de delitos vinculados al hallazgo de más de 1.600 kilogramos de marihuana dentro de un camión, en noviembre de 2014, en Arroyo Leyes, cerca de la ciudad de Santa Fe.

La mayor pena impuesta por el Tribunal Oral Federal, integrado por María Ivon Vella, Luciano Lauría y José María Escobar Cello, recayó sobre Alejandro “Aguja” Agüero, ex sargento de la sección Inteligencia de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones de la Policía, quien recibió 12 años de prisión.

En tanto, Juan Carlos “Chueco” Villalba, un chatarrero de la ciudad de Rincón, fue condenado a siete años, mientras que Fabio Hang, ex jefe de Orden Público, y Martín Díaz, ex jefe de la Octava Zona de Inspección y a cargo de la subcomisaría de Arroyo Leyes, fueron condenados a seis años de prisión.

Por su parte, Luis Gabriel Cantero recibió una pena a seis años de cárcel.

Finalmente, el Tribunal condenó a dos años de prisión en suspenso a los ex policías Mauro Ruoppulo, Fabian Manjka, Luciano Astraín, Claudia Moreyra, Matías Ezequiel Zoratti, José Murgia e Iván Duilio Papini, todos acusados por fraguar actas de procedimiento.

Hang fue condenado por haber facilitado la evasión de los dos civiles acusados de traficar la droga, de haber robado parte de la carga y de llenar de falsedades las actas de procedimiento, mientras que Díaz y Agüero fueron condenados como miembros de la red de narcotráfico junto a los civiles Villalba y Cantero.

Todo comenzó el 2 de noviembre de 2014 con el hallazgo en calle 62 de la localidad santafesina de Arroyo Leyes, situada a unos 20 kilómetros de la capital provincial, de un camión con 1.662,5 kilos de marihuana.

La investigación a cargo del fiscal Walter Rodríguez logró determinar que Agüero y Villalba transportaban la marihuana en un camión Iveco que cargaba un contenedor, junto a otras dos personas que escaparon.

Villalba, un chatarrero de la localidad de Rincón, fue acusado de sacar parte del cargamento que tenía el camión a través de otro marca Mercedes Benz, y fue detenido junto a Cantero en junio de 2015 en dos allanamientos en la costa santafesina.

Los comisarios Hang y Díaz fueron procesados por el juez federal Reynaldo Rodríguez por el delito de “encubrimiento agravado y falsificación de instrumento público”.

Además del delito de narcotráfico, la Justicia apuntó contra la red de complicidades de parte de policías –el principal señalado es “Aguja” Agüero–, y las acciones a través de las cuales se intentaron borrar evidencias por parte de otros uniformados.

Según la investigación, en aquel momento se permitió escapar a quienes transportaban la droga a bordo de otro camión.

Comentarios