Policiales

Por un lugar en el centro

Condenan a cuidacoches por matar a un hombre y herir a otro

Eran todos cuidadores de autos en el centro de la ciudad. Las diferencias en el trabajo terminaron con un hombre herido y otro muerto. Un tribunal pluripersonal lo sentenció a 15 años de prisión por ambos hechos


Territorio en disputa. La discusión entre los cuidacoches se inició por trabajo en la zona de Santiago y Mendoza. Foto: Archivo.

Enzo Hernán Mendoza, un cuidacoches de 30 años oriundo de Chaco, purgará 15 años de prisión por asesinar a un joven e intentar matar a otro, ambos también cuidacoches. Las agresiones, derivadas de discusiones por el control de la zona de trabajo, se produjeron a fines de 2015, en un radio de dos cuadras del macrocentro. La sentencia se conoció este viernes, en el marco de un juicio oral precedido por los jueces Juan Carlos Curto, Hebe Marcogliese y Alejandro Negroni. Durante el debate oral la defensa no dejó de mencionar que el condenado fue víctima de una calidad de vida de bajos recursos y privado de educación y recursos sociales.

En la audiencia preliminar al juicio, el fiscal Florentino Malaponte había acusado a Mendoza por un homicidio y por intentar dar muerte a un hombre, ambas agresiones perpetradas con puñaladas y pidió 17 años y seis meses de prisión.

El más grave de ellos fue el crimen de Marcelo Fabián Perini, un cuidacoches de 39 años, también en situación de calle. La discusión se inició por trabajo en la zona de Santiago y Mendoza. Eran cerca de las 20.30 del 12 de diciembre de 2015 cuando Perini terminó muerto de un puntazo. La lesión le produjo una hemorragia masiva de tórax. Otro cuidacoches intentó correr al agresor pero no lo alcanzó, y cuando volvió junto a su compañero se encontró con la Policía que había llegado al lugar por un llamado al 911 y brindó la identidad del atacante. Con los datos aportados los uniformados ubicaron al sospechoso a unas dos cuadras del lugar, en 3 de Febrero y bulevar Oroño.

Mendoza cayó preso. Y fue en el marco de esa investigación que se determinó que podía llegar a tener responsabilidad en una tentativa de homicidio registrada 15 días antes de su captura, en el marco de una pelea desigual. Tuvieron que pasar varios meses hasta que la víctima se despertara de un coma y lo señalara como uno de los agresores.

Fue en la noche del 25 de noviembre de 2015. Facundo Agustín J. fue apuñalado entre varias personas que se pasaban un objeto punzocortante para lastimarlo. Un llamado al 911 avisó que un hombre estaba herido en la zona de Alvear y 3 de Febrero. Cuando llegó la Policía la víctima alcanzo a describir a uno de los agresores, a quien conocía. Lo detuvieron poco después a unas cuadras del lugar y lo identificaron como Marcelo Adrián Romero. Este hombre aceptó un procedimiento abreviado y recibió condena por la tentativa de homicidio.

Facundo estuvo en coma por un largo tiempo, pudo declarar varios meses después y contó que estaba en la zona de Alvear al 1200 donde cuidaba autos y fue sorprendido por varios hombres que lo atacaron con un objeto punzocortante. También identificó a otro de los atacantes, quien resultó ser Enzo Hernán Mendoza. Dijo que mientras Romero y Mendoza lo agredían otras dos personas lo tenían de los brazos, pero como estaban a su espalda no pudo identificarlos. Mendoza ya estaba preso por el crimen de Perini.

Por esos hechos, el fiscal había pedido una pena de 17 años y medio de cárcel. A su vez, la defensora pública Adriana Lucero remarcó en cada oportunidad la situación de vulnerabilidad extrema y situación de calle de su cliente. “Mendoza es miembro de una comunidad de pueblos originarios de Chaco. Para él, el Estado sólo estuvo presente para traerlo a juicio y pedir una pena altísima como la que pidió el fiscal”. Es que el nació en Resistencia hace 30 años, tiene estudios primarios incompletos y llegó solo a Rosario, sin familiares. Su último domicilio fue una vivienda precaria a la vera de las vías en Biedma y Valparaíso, pasó por un Centro de Rehabilitación y al momento de su detención se encontraba en situación de calle.

Tras una semana de debate que incluyó la presentación de gran cantidad de testigos, el tribunal pluripersonal llegó a un veredicto. Condenó a Enzo Hernán Mendoza a la pena de 15 años de prisión por los delitos de tentativa de homicidio simple de Facundo Agustín J. y el crimen de Marcelo Perini.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios