Edición Impresa, Policiales

Debate

Condenado por asalto a Rosario Bus; absuelto por salidera

Al finalizar juicio, hermano de conocido barra de Newell’s fue desvinculado; el acusado purga condena por espectacular asalto a empresa de micros.


Un hombre de 28 años fue absuelto en un juicio oral que se inició en su contra por  una violenta salidera céntrica ocurrida en abril de 2015. En aquella oportunidad la víctima fue amenazada frente a una casa de cambios y obligada a introducirse a un auto, donde fue atada y golpeada. Una hora después, y luego de sustraerle el dinero que llevaba consigo, fue abandonada en la localidad de Pérez. Por este hecho Emanuel Alejandro O. fue detenido en junio de ese año y esta semana resultó absuelto por el beneficio de la duda. Este hombre, junto con su hermano, purga una condena acordada mediante juicio abreviado por el asalto a un galpón de la firma Rosario Bus de Villa Gobernador Gálvez ocurrido a fines de abril de 2015, de donde sustrajeron 600 mil pesos.

El juicio oral estuvo a cargo del juez Carlos Leiva que inició el debate el pasado 16 de agosto. El fiscal Nicolás Foppiani acusó a Emanuel O. por los delitos de robo calificado, lesiones, privación ilegítima de la libertad y amenazas calificadas. El hecho se registró el 17 de abril de 2015 cuando un portavalores de una empresa de turismo fue interceptado en Mitre y Rioja por un hombre armado que bajo amenazas lo introdujo en un auto rojo. Luego de unas cuadras los asaltantes lo cambiaron a un Chevrolet Astra negro donde fue atado, amenazado y golpeado. Lo retuvieron por el término de una hora con el fin de obtener un botín mayor al que llevaba y finalmente lo abandonaron en un zanjón en la localidad de Pérez tras sustraerle 20 mil euros y 30 mil reales. Antes de irse, amenazaron con matar a la víctima y a su familia si denunciaba el hecho.

El primer vehículo donde retuvieron a la víctima fue un Peugeot 106 que fue tomado por varias cámaras de seguridad. Ese auto era propiedad de Emanuel O., aunque lo vendió poco después del hecho. Foppiani solicitó para el acusado una sanción de 8 años de cárcel aunque la teoría defensista, a cargo de Mariano Scaglia y Hernán Tasada, logró sembrar incertidumbre en cuando a la responsabilidad de su cliente y el juez lo absolvió, anteayer, por el beneficio de la duda.

Golpe a Rosario Bus

Emanuel O. ya contaba con una condena por un violento robo a un galpón de la firma Rosario Bus afincado en Villa Gobernador Gálvez. El pasado 24 de abril de 2015 cuatro hombres armados irrumpieron en el lugar con el dato preciso de que ese día se pagaban horas extra. Se hicieron pasar por choferes para llegar a las oficinas y tras reducir y maniatar a las víctimas llegaron a la oficina de administración y se alzaron con 600 mil pesos. El robo quedó registrado en las cámaras de seguridad del lugar y fue el puntapié para identificar a los autores.

En octubre pasado y a través de un acuerdo al que arribaron la Fiscalía y la defensa, Emanuel O. fue condenado a 3 años de prisión efectiva al igual que su hermano, Maximiliano O., alias Manzana, aunque para este último la sanción fue condicional. A su vez devolvieron a la empresa 32 mil pesos mientras que un auto y armas que fueron secuestrados en sus casas terminaron decomisados. En mayo de este año otro de los involucrados, identificado como Ezequiel R., alias Kelo, aceptó su responsabilidad en un abreviado a cambio de 3 años de prisión. Manzana se entregó voluntariamente luego de la caída de su hermano y otros dos sospechosos en el hecho.

Manzana

Manzana es conocido en el paravalanchas de Newell’s. Supo ser lugarteniente del ex jefe Diego “Panadero” Ochoa. Alguna vez se lo nombró como una de las personas que lograron obtener dinero de Ochoa bajo la promesa de terminar con la vida de Maximiliano “Quemadito” Rodríguez cuando éste estaba preso en Piñero en 2012, aunque el crimen, al menos en ese momento, sucedió. Rodríguez fue asesinado tras recuperar libertad en la esquina de Corrientes y Pellegrini y sus presuntos autores enfrentan juicio por ello. También Manzana fue señalado como una de los barras que ayudó al capo de la hinchada de Boca Mauro Martín y su grupo tras ser emboscados por su entonces rival Rafael Di Zeo y su gente, en agosto de 2012, en la autopista Brigadier López.

Comentarios