Policiales

Juicio

Condenado a prisión en suspenso por tenencia de armas

Fue en un juicio abreviado que derivó en otras causas judiciales; una por droga y otra por violencia de género, ésta última aún continúa abierta. El hombre en cuestión es Augusto Boggino


Augusto Boggino se hizo conocido a partir de la difusión de un video de seguridad que mostraba a un hombre armado en un bar de zona sur.

Augusto Boggino se hizo conocido a partir de la difusión de un video de seguridad que mostraba a un hombre armado en un bar de zona sur. El auto en el que viajaba con otras personas fue seguido por las cámaras de seguridad. Cuando la Policía los detuvo, tenían un arma 9 milímetros. Boggino terminó con un arresto domiciliario que quebrantó cuando se lo vio en la puerta del estudio jurídico de quien era su abogado. Su ex pareja lo denunció por violencia, contó que usaba un auto que pertenecía al abogado y portaba un arma. Este el hombre se hizo cargo de la portación del arma y aceptó un procedimiento abreviado. Lo condenaron a un año de prisión en suspenso y deberá hacer un tratamiento para recuperarse de la adicción a las drogas. Mientras la causa por violencia contra su ex pareja quedó en stand by, continúa vigente la medida de prohibición de acercamiento. Otro dato es que de la declaración de un testigo de identidad protegida dejó a la vista la vinculación de los tres hombres con las drogas, por lo que se mandó copia al Federal.

Alrededor de las 7 de la mañana del último día de febrero un llamado al 911 avisó que un hombre bajó armado de un WV Bora frente a un bar de Arijón al 2100. A través del sistema de monitoreo se comenzó a rastrear el auto que ubicaron en avenida Arijón y bulevar Oroño.

La Policía logró ubicarlo en Ovidio Lagos y Arijón. El conductor se había bajado en un semáforo en rojo y molestaba al resto de los automovilistas. Se lo identificó como Sebastián Merlo y su acompañante era Augusto Boggino. En el interior del vehículo había un arma calibre 9 milímetros. Ambos fueron imputados y a Boggino le dieron un arresto domiciliario. El 16 de marzo Merlo reconoció su responsabilidad en el hecho y aceptó un acuerdo abreviado por portación de arma. Fue condenado a dos años y medio de prisión condicional.

Pero Boggino protagonizó otro incidente. Algunos días después su ex pareja paró a la Policía y le contó que el imputado, que tenía un arresto domiciliario había quebrantado la medida. Y la había amenazado en forma reiterada y golpeado. Contó que lo vio en el domicilio de su abogado en San Lorenzo al 1900. Ya en sede policial agregó que Boggino se manejaba en un auto Citroen C4 que fue remitido al corralón y en su interior había un arma de fuego.

Ello derivó en allanamientos y en el corralón se encontró el auto. Estaba a nombre del abogado. En el interior había una pistola calibre 22 en la guantera ubicada al lado de la caja de cambio. Boggino y el abogado marcharon presos. Un testigo de identidad reservada brindó datos de la vinculación de estos tres hombres con las drogas por lo que una copia de las actuaciones fue remitida a la Justicia Federal. Mientras, en la Justicia provincial Boggino se hizo cargo del arma que había en el auto de su abogado y así lo desvinculó del caso. El letrado dijo que se lo prestaba al acusado y lo usaba exclusivamente.

Seguí leyendo: Acusado por golpiza cayó junto con su abogado

Por este hecho Boggino reconoció su responsabilidad en un acuerdo al que llegó el fiscal Matías Edery con la defensora Martina Lianza y fue condenado a un año de prisión en suspenso por el delito de portación de arma de uso civil por la jueza Silvia Castelli. Mientras la causa por violencia machista sigue abierta. En audiencia se explicó que la evidencia recabada no es suficiente para sostener la figura penal pero aún continúa abierta. Dejaron en pie la prohibición de acercamiento a la víctima.

Además de la condena en suspenso le impusieron a Boggino reglas de conducta que deberá cumplir por dos años, además de fijar domicilio y someterse a un tratamiento en un centro privado para la recuperación de la adicción a drogas.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios