Edición Impresa, Policiales

Juicio abreviado

Condena por fatal pelea de tránsito en zona oeste

La víctima murió tras recibir un golpe y pegar la cabeza contra el cordón. Fue penado a 3 años de prisión condicional y a entregar su Fiorino.


Un hombre de 46 años fue condenado a tres años de prisión condicional luego de que el conductor con el que tuvo una gresca por una mala maniobra de tránsito recibiera un golpe de puño y muriera al golpear su cabeza con el cordón de la vereda. En un juicio abreviado que se realizó ayer se acordó que el acusado de homicidio pretereintencional deberá transferir un vehículo a nombre de los herederos del fallecido y también deberá asistir a un terapeuta por dos años.

El trágico desenlace que tuvo la pelea entre dos conductores ocurrió el jueves 10 de julio de 2014, en Avellaneda casi esquina con bulevar Seguí. Eran poco más de las 20 cuando la víctima, identificada como Alejandro Norberto Bogarín, de 30 años y conductor de una Citröen Berlingo, y el chofer de una Fiat Fiorino transitaban por Avellaneda con dirección norte. Antes de llegar al cruce con Seguí, Bogarín hizo una mala maniobra, y el conductor de la Fiorino, identificado como Mario Miguel Mendiaz, embistió de atrás a la Berlingo.

Luego de unas señas, los automovilistas estacionaron sus vehículos pasando el cruce de los bulevares, describieron en dicha oportunidad los pesquisas de acuerdo a la versión que brindaron testigos del hecho.

Apenas se bajaron, Bogarín comenzó a pedirle explicaciones al conductor de la Fiorino por el choque. La discusión subió de tono hasta que los automovilistas se transformaron en pugilistas. Tras un par de golpes de puño, el dueño de la Berlingo se desmayó y al precipitarse, su cabeza pegó contra el cordón de la vereda. Al advertir que el hombre no reaccionaba los testigos involuntarios llamaron a una ambulancia. Cuando los médicos del Sies llegaron diagnosticaron que el conductor de la Berlingo no tenía signos vitales.

Preso

Ese día, Mendiaz quedó detenido en la seccional 18ª acusado de homicidio preterintencional (es decir que tiene intenciones de hacer un daño pero que no llega a tener como fin dar muerte a su contrincante) y luego continuó el proceso en libertad hasta ayer, cuando se presentó nuevamente en los Tribunales Provinciales, de Balcarce y avenida Pellegrini.

En esa instancia, el acusado de 46 años firmó el acuerdo ante el juez José Luis Suárez, el cual fue avalado por la abogada defensora Graciela Toledo, la fiscal de la Unidad de Homicidios Culposos, Mariana Prunotto, y la querella que estuvo a cargo de  Marcelo Parachu, en representación de la familia de Bogarín.

Sentencia

En la instancia, Mendiaz fue condenado como autor penalmente responsable por el delito de homicidio preterintencional a la pena de tres años de prisión de cumplimiento de ejecución condicional, a comprometerse a seguir el tratamiento terapéutico por el plazo de dos años donde tendrá que presentar una constancia de su evolución por mes. Y también a transferir la Fiat Fiorino a nombre de los herederos forzosos de Bogarín.

Por su parte, el día del hecho, allegados a la víctima fatal ventilaron una versión –la cual atribuían a algunos testigos presenciales– en la que aseguraron que en la gresca intervinieron otros dos hombres que acompañaban al conductor de la Fiorino y que cuando Bogarín yacía en el asfalto también continuaron con los golpes.

Comentarios