Ciudad, Edición Impresa

respetar las normas viales es respetar la vida

Conciencia desde chicos: jura a la bandera y compromiso vial en el Monumento

Alumnos de cuarto grado de Santa Fe, Córdoba, Chaco, Buenos Aires, Corrientes y Entre Ríos juraron ayer lealtad a la bandera en el Monumento con una particularidad: también se comprometieron en el marco del Día Mundial de la Seguridad Vial.


Alumnos de cuarto grado de Santa Fe, Córdoba, Chaco, Buenos Aires, Corrientes y Entre Ríos y de otras localidades del país juraron ayer lealtad a la bandera en el Monumento. La jornada tuvo la particularidad de que los chicos también se comprometieron en el marco del Día Mundial de la Seguridad Vial. El acto central con la presencia de la Ministra de Educación de la provincia, Claudia Balagué.

Pasadas las 11, alumnos de diferentes puntos del país iban llegando para sentarse en el Patio Cívico del Monumento a la Bandera, donde expresaron “su compromiso con la democracia, la participación, la convivencia desde la reafirmación de los valores de la libertad, solidaridad e igualdad. Y por un compromiso por la Seguridad Vial”.

Gustavo Adda, director de Tránsito de la Municipalidad, dijo que “desde el Estado se realizan controles en el espacio público en el uso de los dispositivos de seguridad, la correcta utilización de la ciclovía, que tiene que ver con despejar los vehículos a motor de ese sector, controles de alcoholemia, narcolemia, del uso cinturón de seguridad, de velocidad, de carriles exclusivos y sobre todo a quienes tiene prioridad del paso, como son los peatones”.

Y agregó: “Es inaceptable que mueran 25 personas por día en cuestiones relacionadas al tránsito. En Rosario, en el último año, bajó un 30 por ciento la siniestralidad con lesionados, sobre todo en motos. En 2016 se registraron 786 lesionados y este año hubo 536 en el mismo período”.

El director de Tránsito municipal, explicó que los controles se intensifican día a día.

“El año pasado sumamos la flota de vehículos para la Secretaría de Control, aumentamos la cantidad de agentes, de dispositivos de control como narcolemia, alcoholemia, de mayor presencia en las escuelas para llegar a más chicos de la ciudad, agrandamos la convocatoria para el parque de Educación Infantil y todo lo relacionado con la difusión y medidas preventivas”, detalló el funcionario.

Adda aseguró que respetar las normas viales es respetar la vida.

“Una copa de alcohol sí cambia la potencialidad de poder conducir. No usar el casco de protección es garantía de que nos vamos a lastimar o llegar a perder la vida. Los menores de 10 años no pueden ir en la parte de adelante de los autos. A los chicos les tenemos que enseñar qué está bien y qué está mal. La educación es un factor primario, fundamental y transversal frente a todos los hechos que están sucediendo. Un buen ciudadano va a ser un buen conductor y tenemos que buscar que los chicos se formen como buenos usuarios del espacio público”, manifestó el funcionario.

Adda también invitó a los ciudadanos a sumarse a la actividad que se realizará hoy, a las 11.30, en el parque Scalabrini Ortiz con la consigna #No más muertes viales, organizado por la Asociación Civil Compromiso Vial.

Familiares y víctimas de siniestros viales convocaron a participar de una intervención urbana especial donde compartirán un abrazo conjunto.

En tanto, las actividades son  preámbulo de lo que sucederá el  20 de junio, cuando el Monumento Nacional a la Bandera cumpla 60 años y de nuevo reciba la visita del presidente Mauricio Macri. El festejo se extenderá  durante agosto y septiembre con una jornada más acotada y el tradicional paseo por la Galería de las Banderas.

Luchadoras se hicieron presente

Mariana Sena, una de las integrantes de la ONG Compromiso Vial, contó a El Ciudadano que es la segunda vez que participan del encuentro.

“El tema de la seguridad vial nos compromete a todos. Es muy importante que se realice el acto de promesa de lealtad a la bandera y a la vez el compromiso de trabajar y ser difusores de una nueva conducta y cultura vial. Creemos que estos niños van a trabajar por la educación vial. La vida vale más que llegar rápido, los siniestros viales dejan secuelas terribles y fatales. Que tengan respeto y solidaridad a la hora de conducir”, advirtió la mujer, quien perdió hace cinco años a su hermana y a su sobrina en un accidente de tránsito en el puente Rosario – Victoria.

Mónica Gangemi, fundadora de la Asociación Civil Compromiso Vial, aseguró que se necesitan nuevas generaciones para una nueva cultura vial.

“Hay que generar una cultura preventiva, del derecho a la vida y cuidar la vida ajena, es decir, apegarse a la norma y apegarse a la vida”, sostuvo la mujer.

Gangemi subrayó que a la persona que se lo otorga una licencia de conducir no es un derecho sino una habilitación que da el Estado y “consideramos que aquel que la obtenga respete las normas para que tengamos un orden vial”.

Y agregó: “Los siniestros viales son causas evitables, no naturales. Por día mueren 22 personas en el país. Y lamentablemente el poder judicial no nos ayuda con los fallos que otorga, son livianos y tiran atrás el trabajo para la nueva cultura vial. Tendría que haber una materia cuatrimestral obligatoria desde jardín e inclusive hasta la universidad, sobre educación vial”, concluyó Gangemi.

El domingo 22 de mayo de 2005 Úrsula Notz (hija de Mónica) dejó sus 16 años en la avenida Rivadavia. Nayim Abraham, de 19 años, también perdió la vida. Estaban dentro de un BMW manejado por Matías Capozucca (quien resultó ileso), quien manejaba alcoholizado y a alta velocidad cuando se estrelló contra varios árboles del parque Norte, en avenida Rivadavia al 2400. Distinta suerte corrió Carla Alfaro, de 16 años. Desde ese día padece graves secuelas: no puede moverse por sí misma y sólo de a ratos esta consciente.

Capozucca fue imputado por homicidio culposo en un juicio que tuvo sus idas y vueltas, y por el que fue condenado a tres años de prisión condicional –pasó siete meses preso– y diez años de inhabilitación para conducir.

Comentarios