Ciudad

La muralla

Concejo pidió al Ejecutivo que inspeccione el country Palos Verdes por construcción de muro ilegal

“Se ve que no era solamente Trump el que construía muros”, aseguró la presidenta del bloque de Ciudad Futura Caren Tepp, autora de la iniciativa, y continuó: “Más allá de la indignación que nos pueden causar estas imágenes en nuestra ciudad, es ilegal”


El Concejo Municipal aprobó este jueves una iniciativa del bloque Ciudad Futura/FSP para que el Ejecutivo municipal inspeccione e intime al barrio privado Palos Verdes por la construcción de una muralla perimetral que viola toda la normativa vigente.

“Se ve que no era solamente Trump el que construía muros”, aseguró la presidenta del bloque, Caren Tepp, y continuó: “Más allá de la indignación que nos pueden causar estas imágenes en nuestra ciudad, es ilegal”.

Tanto la normativa general como el Plan de Detalle particular de Palos Verdes prohíben la construcción de cerramientos que no garanticen en un 30% la transparencia (tejido, reja o cerco natural) y que cuya altura supere los 2,50 metros, recuerda Ciudad Futura.

De esta manera, no se puede cerrar el perímetro “mediante muros ciegos” para que el emprendimiento efectivamente pueda integrarse con su entorno, “evitando imágenes no deseadas que proyecten segregación y exclusión”, reza la normativa.

Palos Verdes fue el último barrio privado habilitado en Rosario, luego de que en 2010 se prohibieran a partir de un proyecto de Ciudad Futura. Está ubicado en la zona noroeste de la ciudad y linda en uno de sus límites con la zona rural del barrio Nuevo Alberdi.

“Esta clara estrategia de urbanismo neoliberal es a la que nos venimos oponiendo hace tantos años desde Ciudad Futura”, consideró Tepp. Y remató: “No nos vamos a acostumbrar a que esas calles hermosas de Nuevo Alberdi, por tantos años olvidadas y sujetas a la especulación inmobiliaria, tengan que estar conviviendo con este tipo de imágenes absolutamente intolerables y segregatorias”.

El proyecto aprobado le exige al Departamento Ejecutivo la inspección a los fines de remitir un informe respecto de la existencia de cerramientos perimetrales no autorizados por normativa en el barrio Privado Palos Verdes y la intimación a los/las representantes de Palos Verdes para la demolición y/o retiro de los mismos y su adecuación a la normativa vigente, en un plazo no mayor a los treinta días.

“Tenemos una oportunidad histórica de que en esas 500 hectáreas, que están alrededor de esta urbanización cerrada, podamos hacer un proyecto de integración urbana absolutamente distinto: sin muros, sin alambrados y sin cámaras que, en teoría, están protegiendo los que ganaron en esta sociedad de los que perdimos”, concluyó Tepp.

Comentarios