Ciudad

Una historia de idas y vueltas

Concejalas redoblan la apuesta tras denunciar mafia de taxis

Las edilas María Eugenia Schmuck y Fernanda Gigliani, quienes denunciaron a los taxistas “mafiosos” que “se adueñaron” de la parada de la terminal de ómnibus, se reunirán este martes con el fiscal que investiga el caso y presentarán nuevas pruebas. Los acusados pidieron audiencia en el Concejo


Un grupo de ocho taxistas que integran la cooperativa de Taxis Mariano Moreno enviaron una nota al Concejo para pedir una audiencia y “sancionar” a las edilas María Eugenia Schmuck y Fernanda Gigliani por los “graves, ofensivos, injuriantes y calumniantes” dichos de las concejalas, que los acusaron de “mafiosos que se adueñan de la parada de la Terminal de Ómnibus”. Para ellas, que denunciaron a los choferes por asociación ilícita en el Ministerio Público de la Acusación (MPA), la nota es una respuesta a la aprobación en el recinto de un proyecto para investigar la situación administrativa de la cuestionada Cooperativa de Taxis Mariano Moreno y de una reunión que las dos tuvieron con el fiscal regional Patricio Serjal en el marco de la investigación judicial.

“El viernes pasado llegó al Concejo una nota, firmada por los ocho taxistas, que dijeron verse afectados en su honor por las denuncias que hicimos. Lo insólito es que le pidieron una audiencia al presidente del Concejo en donde estén todos los ediles porque no confían en nosotras. También le pidieron que nos sancione”, dijo a El Ciudadano la concejala del bloque Iniciativa Popular Fernanda Gigliani.

No es la primera vez que los taxistas apuntaron a Gigliani y a María Eugenia Schmuck.

Hace cerca de un mes, las concejalas recibieron una carta a documento de parte de la cooperativa Mariano Moreno. “Nos quieren callar para que el tema salga del ámbito público. Vamos a seguir colaborando con la Justicia y exigirle a la Municipalidad de Rosario que controle la zona. Lo más grave es el grado de impunidad y violencia con la que se manejan. Los controles son burlados o no alcanzan. Hay que investigar que no haya connivencia”, agregó Gigliani, y contó que este lunes recibió nuevos videos y fotos que involucran más amenazas de taxistas.

Para la concejala María Eugenia Schmuck se trató de “un intento de amedrentamiento”.

“Nos da más fuerza para seguir adelante porque estamos en el camino correcto. Hay un grupo que está convencido que son propietarias de la parada. Hay que desbaratar esa ilegalidad porque la ordenanza dice que las paradas son libres”, señaló la edila del bloque radical y adelantó que este martes se reunirán con la fiscal de la causa, Juliana Gonzales, para llevarle nuevas pruebas y pedirle una audiencia para que otros choferes sumen testimonios.

Un viejo conflicto

El nuevo capítulo forma parte de una vieja disputa. Desde hace años los choferes de taxis denuncian que un grupo monopoliza los viajes de la zona de la Terminal de Ómnibus “Mariano Moreno” donde hay cerca de 5 mil pasajeros diarios.

A fines de abril, un taxista difundió un video grabado con su celular donde mostraba que un grupo de choferes de la Terminal de Ómnibus lo amenazó, lo golpeó y le prohibió tomar viajes en la dársena de Córdoba y Caferatta.

La Municipalidad le quitó la licencia al agresor y lo inhabilitó para trabajar al menos por 30 días. Días después, el chofer denunció que dos personas que iban en un auto particular se bajaron y, después de decirle que no vuelva a la zona de la Terminal, lo balearon en la pierna derecha.

Las amenazas también alcanzaron a un grupo de mujeres taxistas a las que les prohibieron trabajar en la puerta de la Terminal.

“Vas a terminar en una zanja”, le dijo uno de los choferes a Soledad Baiochi, integrante de la flamante Asociación de Mujeres Conductoras (AMC), que agrupa a cerca de 400 choferas.

Tras eso las taxistas fueron hasta el Concejo Municipal y se reunieron con Gigliani.

Por su parte, María Eugenia Schmuck insistió con el pedido de eliminar la doble dársena sobre calle Cafferata, y pidió que haya un punto fijo de control durante las 24 horas y que el municipio instale cámaras de videovigilancia.

Las concejalas fueron por más y denunciaron los hechos en el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

En ese marco, el jueves pasado el Concejo aprobó por unanimidad un pedido de informe que presentaron al Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) para conocer la conformación de la mencionada cooperativa.

En tanto, a mediados de mayo, el director del Ente de la Movilidad de Rosario, Carlos Comi, informó que habilitaría un puesto de control las 24 horas para evitar abusos por parte de algunos choferes que no permiten trabajar a otros colegas. El funcionario afirmó que el taxista que no cumpla con la ley será sancionado administrativamente y denunciado penalmente si hay cuestiones de violencia.

Desde la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana aseguraron al mismo tiempo  que el puesto de control funciona entre las 7 y las 24 horas y que por la madrugada designaron personal de seguridad para que custodie la zona mediante las seis cámaras del lugar.

Comentarios

10