El Hincha, Rosario Central

Copa Liga Profesional

Central no mostró su mejor versión y cayó ante Godoy Cruz en Mendoza


Juan José García

La mayoría de los equipos argentinos que están disputando copas internacionales arrancaron el torneo local con un once alternativo. Y Central no será la excepción a la regla. El Canalla hace su estreno en la Liga Profesional visitando a Godoy Cruz con una mezcla de habituales titulares (son los menos) y suplentes.

La idea del Kily de preservar jugadores no es mala, teniendo cuenta que el jueves se juega un boleto a cuartos de final de la Sudamericana recibiendo a Táchira tras el 2-2 en Venezuela y que al certamen doméstico le van a quedar 24 fechas más.

Un traspié en la Copa puede pegar muy fuerte en el ánimo del Canalla porque no habría mañana. Un mal resultado en Mendoza lo puede enmendar con el correr de los partidos.

Central no cuenta con un plantel amplio y apenas, hasta acá, llegaron dos refuerzos: Milton Caraglio y Leandro Desábato. La semana pasada se anunció uno más, el defensor Ricardo Garay, pero el paraguayo aún no pisó Rosario.

Con este panorama, más las ausencias obligadas de Jorge Broun y Marco Ruben por Covid 19 y la idea de preservar jugadores como Emmanuel Ojeda y Lucas Gamba, que ni siquiera viajan a Mendoza, el técnico auriazul armó un once con lo que tiene a mano.

Para visitar al Tomba habrá un estreno y varios regresos. Nahuel Franco, un joven de 19 años, tendrá su debut absoluto con la camiseta auriazul ocupando la banda izquierda de la defensa.

En cuenta a las vueltas, Damián Martínez y Emiliano Vecchio, ausentes  en Venezuela por suspensión y lesión, serán nuevamente titulares para buscar rodaje para el jueves. Pero el retorno más importante será el de Caraglio, que no está anotado en la lista de Sudamericana.

Tras diez años de haberse ido de Arroyito, el delantero estará desde el arranque conformando dupla ofensiva con Ignacio Russo.

El encuentro de hoy puede ser una gran chance para varios jugadores de mostrarle al técnico que están a la altura de la circunstancia.

Uno de ellos es Rodrigo Villagra. El mediocampista era uno de los mimados del Kily, pero perdió el puesto con Ojeda en el final del semestre pasado. Incluso fue sondeado por Talleres y la negociación estaba muy encaminada, pero finalmente se quedará en Arroyito.

Otro que podrá validar su lugar en el plantel auriazul es Nacho Russo. El delantero no tuvo demasiados minutos con el Kily y hoy corre por detrás de Ruben, Gamba, Caraglio, Marinelli y Martínez Dupuy en la consideración del entrenador.

El Mundo Central aguarda más ansioso el choque revancha con Táchira que el debut local ante el Tomba. Es que para el hincha canalla ganar la Copa resulta toda una obsesión.

Comentarios