Ciudad, Edición Impresa

Violencia de género

Con 200 denuncias por mes, Rosario pedirá Ni Una Menos

Según la Fiscalía, en los primeros meses del año hubo en promedio casi siete denuncias al día por graves maltratos a mujeres.


A un año de la multitudinaria marcha que el 3 de junio del año pasado congregó a miles de mujeres y varones en la ciudad y en todo el país para exigir un punto final a la violencia machista y los femicidios, pocos han sido los avances, y el panorama que muestran los hechos del primer semestre del año resulta bastante desalentador. Cifras no oficiales hablan de entre 14 y 32 casos de femicidio en la provincia sólo en lo que va de este año.

Según las mismas fuentes,  desde Fiscalía sostuvieron que desde enero de 2016 hasta hoy recibieron cerca de 200 denuncias al mes por violencia de genero sólo en Rosario.

Por su parte, el Instituto Municipal de la Mujer alojó a 40 mujeres con 80 niños y niñas para el mismo período. En cuanto al accionar de la Justicia, hay 23 imputados con prisión preventiva y 19 condenas en 2016.

Ante este contexto, organizaciones sociales, sindicales, políticas y público en general se congregarán esta tarde como expresión local de una nueva movilización nacional para gritar en conjunto y por segundo año consecutivo: “Ni Una Menos”. En Buenos Aires será una marcha desde las 17 frente al Congreso y hasta Plaza de Mayo. En Rosario, la jornada incluirá una presentación por la mañana, a las 11, en los Tribunales provinciales, mientras que a las 16.30 se hará una concentración en plaza Montenegro para marchar hacia el Monumento a la Bandera, donde a las 18 se realizará el acto central.

Los recientes femicidios de Marlene, de 21 años, ocurrido en las primeras horas del sábado 14 de mayo en la localidad de Oliveros; y de Guadalupe, la nena de 12 que fue hallada violada y asesinada el pasado miércoles 25, en Lima al 2900, evidencian que pese a los múltiples reclamos por parte de organizaciones de mujeres el balance en materia de género sigue siendo negativo. Los casos de violencia machista siguen formando parte de la agenda diaria, con un incremento en el último año donde se estima que una mujer es asesinada cada 30 horas en la Argentina por violencia sexista. Esta cifra surge a partir de informes de organizaciones sociales vinculadas a la problemática de género (dada la dificultad para contar con cifras oficiales), las que ubican a la provincia de Santa Fe entre los primeros puestos de violencia.

“El balance es negativo, fue un punto de inflexión el 3 de junio del año pasado cuando la sociedad salió a la calle reclamando basta de violencia sexista y de femicidio, pero en un año el compromiso del Estado en sus tres niveles ha sido insuficiente. Lo dice la realidad. Por lo tanto volvemos a salir a la calle y a exigir mayor compromiso del Estado para garantizar una vida libre sin violencia”, señaló la diputada provincial Silvia Augsburger.

Uno de los principales cuestionamientos de legisladores y organizaciones que trabajan en territorio  recae sobre el Poder Judicial y las sanciones aplicadas. Desde Fiscalía advirtieron a este diario que desde enero de este año a la actualidad hubo un promedio de 200 denuncias por mes, a las que deben sumarse los “datos en negro”, es decir, aquellos casos que no se formalizan, con lo cual se agregan entre 20 y 30 casos, estiman. Por su parte, la Fiscalía de Rosario dio cuenta de 23 imputados con prisión preventiva en la actualidad, 17 condenas en procedimientos abreviados y otras 2 en juicio oral y público.

Estos últimos corresponden a los casos de Jésica B., joven madre de cuatro hijos –uno de ellos le avisó y la salvó de ser envenenada– que radicó más de 36 denuncias contra su ex pareja, quien fue condenado a tres años de prisión efectiva; y a Lucrecia, quien pese a haberse reconciliado con su pareja, el hombre resultó condenado a dos años de prisión efectiva. En ambos casos intervino el juez Carlos Leiva.

“Hace muchos años la percepción era que las mujeres no denunciaban los actos de violencia, hoy las mujeres denuncian y sin embargo no son protegidas como corresponde por el Estado. Muchas de las asesinadas habían hecho hasta 30 denuncias y no se tuvieron en cuenta o las medidas instrumentadas no fueron satisfactorias para protegerlas”, sostuvo la diputada Augsburger, quien aseguró que se trata de un problema cultural.

“Hoy el problema es más cultural que presupuestario porque la respuesta de la Justicia llega tarde por la propia concepción machista que tienen muchas veces jueces y juezas donde se descree de las denuncias que hacen las mujeres, donde en la comisaría no se toma la denuncia o donde la violación a la restricción de acercamiento no se tiene en cuenta”, concluyó la legisladora socialista.

Teléfono Verde

La titular del Instituto Municipal de la Mujer, Andrea Travaini, señaló que en los primeros cuatro meses del año hubo más llamadas al Teléfono Verde en comparación con el mismo período de 2015. “Notamos una complejidad en los casos. Nuestra mayor dificultad tiene que ver con el cumplimiento de algunas medidas de protección: las prohibiciones de acercamiento no se cumplen y no hay sanción, pese a que la ley lo prevé. En febrero la intendenta presentó junto con las áreas una modificación de nuestros servicios de atención. A partir de esa mejora tenemos mayor contacto con organizaciones de mujeres que trabajan en territorio, con quienes tenemos aceitados canales para que los casos tengan rápida intervención”, explicó. El Instituto está en Moreno 960, y administra la línea 0800-444-0420 que funciona las 24 horas.

En el país muere una mujer cada 30 horas

A un año de Ni Una Menos, 275 mujeres fueron asesinadas en el país, esto es, una cada 30 horas, dejando a 317 personas sin madre. Los datos fueron aportados por el Observatorio de Femicidios Marisel Zambrano de La Casa del Encuentro, que realiza este relevamiento desde 2008 en base a las noticias publicadas en 120 medios de todo el país, incluida la agencia oficial de noticias Télam. El informe recopiló los asesinatos de mujeres desde el 1º de junio del año pasado hasta el 31 de mayo último.

En el listado hay una bebé, 11 niñas de entre 2 y 12 años y 29 adolescentes de entre 13 a 18 años. También, 9 adultas mayores.

Los femicidas utilizaron como metodología las armas de fuego en 66 crímenes, apuñalaron a 57 mujeres, mataron a golpes a 40 de ellas, estrangularon a otras 21 y quemaron a 20, siendo la incineración una de las formas más cruentas que se están cometiendo.

Como en años anteriores, el noveno informe muestra que la vivienda sigue siendo el lugar más peligroso en situaciones de violencia de género: 171 asesinatos ocurrieron dentro de la casa.

Del total de víctimas, 39 tenían denuncias judiciales, exclusión del violento y prohibición de acercamiento.

Entre otros aportes, el informe elaborado a un año de la primera vez que se tradujo en una marcha multitudinaria en repudio a los femicidios, consignó que 5 de las víctimas estaban embarazadas, 6 estaban en situación de prostitución y trata, una era originaria y hubo 5 travesticidios.

En cuanto a las características de los femicidas, 23 pertenecieron o eran parte de una fuerza de seguridad y 36 se suicidaron luego de matar.

Los índices más altos de femicidios según este informe son Buenos Aires (102), Santa Fe (23), Salta (21), Córdoba (20), ciudad de Buenos Aires (13), Santiago del Estero (11) y Mendoza (10).

Comentarios