El Hincha, Rosario Central

Copa Sudamericana

Con un golazo de Vecchio, Central le ganó a Táchira y sacó pasaje a los cuartos de final


Fotos: Franco Trovato Fuoco

¡Así sí Central! El Canalla se clasificó a los cuartos de final de la Copa Sudamericana. El equipo del Kily González dejó en el camino a Deportivo Táchira y ahora irá por Bragantino para seguir avanzando en busca del sueño internacional y de encontrar esa estrella dorada, la segunda luego de la mágica noche de diciembre de 1995. No le sobra nada, pero no le falta tampoco y tras la clasificación a esta nueva instancia de la competencia, el hincha se ilusiona o mejor dicho sigue soñando despierto.

El equipo del Kily, plagado de juveniles, con bajas y sin refuerzos, despachó con autoridad al conjunto venezolano en el encuentro de vuelta que se disputó en el Gigante. Un estadio que lució un aterciopelado campo de juego.

Casi nadie, ni el más optimista, podría haber pensado este presente meses atrás. Es que en el torneo pasado la cabeza del DT tenía precio. Sin embargo, Cristian González junto a sus colaboradores y a un plantel comprometido no solamente pudo torcer la historia: ganó su grupo sin objeciones y quedó en la puerta de meterse entre los ocho mejo-res equipos del campeonato doméstico el semestre pasado.

Central hoy está entre los gran-des del continente en la segunda competencia internacional más importante a nivel Conmebol. Lo que viene no será fácil, pero ahora es momento de disfrute en el pueblo auriazul. Hinchas enojados en la previa con la directiva por la falta de refuerzos, pero con un apoyo incondicional a este cuerpo técnico y a los jugadores.

El Canalla llegó al juego de anoche mejor parado que el rival. Es que el empate 2-2 en Venezuela lo dejó en muy buenas condiciones para quedarse con este “mata a mata”. Y así lo ratificó en una noche a la que solamente le faltaron los hinchas en las tribunas arengando a este grupo de juveniles acompañado por un puñado de jugadores de experiencia para que la fiesta sea completa. Los futbolistas entendieron la importancia de lo que se jugaban desde mucho antes de comenzar el juego y eso se pudo ver en el desarrollo del encuentro de anoche.

Lo que viene será complicado. Es que Bragantino es una de las grandes sorpresas que tiene hoy esta competencia. El equipo brasileño dejó en el camino a Independiente del Valle de Ecuador, campeón de este torneo hace dos ediciones atrás.

Claro está que, como ya quedó demostrado el lunes en Mendo-za, este plantel necesita refuerzos. Seguramente la dirigencia auriazul ahora hará el esfuerzo para complacer los pedidos del Kily, un DT de la casa que desde que asumió aceptó las condiciones en la que estaba la tesorería del club.

¡Festejá canalla! Que este equipo, tú equipo, está entre los mejores del continente y quiere ir por más. Soñá despierto, hincha de Central, y refútaselo a los que dicen que solamente se puede soñar cuando se duerme.

La previa del partido

Quiere seguir copado. Central recibe a Deportivo Táchira con la firme ilusión de conseguir un buen resultado para meterse en cuartos de final de la Copa Sudamericana. Y luego del empate 2-2 que cosechó el jueves pasado en Venezuela, esta noche al Canalla le alcanza con empatar sin goles o incluso 1-1 para seguir en carrera en el certamen internacional, el primer gran objetivo de la temporada que se fijó el plantel que comanda Cristian González.

Para afrontar el desafío ante los venezolanos, desde las 21.30 en el Gigante y con el arbitraje del uruguayo Daniel Fedorczuk, el entrenador se vio obligado a meter mano en equipo, ya que entre lesionados y contagiados, hoy no estarán presentes tres pesos pesados del grupo. Es que el arquero Jorge Broun y el goleador Marco Ruben siguen aislados tras dar positivo en el test de control de coronavirus, de modo que bajo los tres palos volverá a estar el pibe Juan Pablo Romero y en lugar del histórico delantero, titular en la ida, estará Lucas Martínez Dupuy, de buen ingreso el pasado jueves.

Pero el mexicano no será el único que entró fino el otro día y hoy estará desde el arranque. Alan Marinelli, autor del 2-1 parcial en el primer choque ante Táchira, también jugará de entrada por disposición del Kily, quien lo eligió como reemplazante del lesionado Lucas Gamba. El ex Huracán, que llegó con lo justo en la ida, sigue recuperándose de una molestia muscular y fue preservado por precaución.

Además, el DT dispuso otras dos variantes, ambas de carácter táctico. En la línea de cuatro del fondo ingresará Damián Martínez como marcador de punta por la derecha en lugar de Fernando Torrent y en el mediocampo Francesco Lo Celso le dejará su puesto al experimentado Emiliano Vecchio.

Comentarios