Edición Impresa, El Hincha

Tiro Federal, con números rojos

Por Franco Trillini. Tiro Federal sigue sin ganar en lo que va del año, está último en la tabla de posiciones y en zona de Promoción.

Es cierto que todavía falta mucho para el final del campeonato. Doce fechas para ser exactos. Con 36 puntos aún  en juego, sería imposible aventurar cuál será el final de esta dramática película que viene protagonizando Tiro Federal en lo que del 2011, aunque si la trama no cambia, tampoco va a ser muy difícil imaginar el desenlace.

Con un equipo bastante alicaído ante la falta de resultados, hundido en el fondo de la tabla de posiciones y a un pasito del descenso directo, cada fecha que pasa, la permanencia del Tigre en Primera B Nacional se ve cada vez más comprometida.

Los números no mienten. En las ocho presentaciones que realizó desde que se reanudó el torneo, el conjunto de barrio Ludueña aún no logró cantar victoria, con un saldo claramente negativo de cuatro empates y misma cantidad de derrotas.

Además, marcó la ínfima cantidad de dos goles en los 720 minutos de juego que disputó, teniendo en cuenta que uno de ellos fue en contra (de Maximiliano Oliva, en la caída 1-2 ante Independiente Rivadavia de Mendoza en la 21ª fecha); el otro fue de Gonzalo Cozzoni, en la goleada 4 a 1 sufrida frente a Patronato en Paraná en la 25ª.

Y hay más. Con 37 tantos, el Tigre es el segundo equipo que más goles recibió en lo que va de la temporada, tan sólo uno menos que la Lepra mendocina, rival directo en la tabla de los promedios.

Tabla que lo tiene a Tiro en puestos de Promoción, únicamente porque Almirante Brown anda tan flojo como el elenco de Ludueña. Mejor así.

Lindo sería que la Fragata comience a ganar. Porque no hay que olvidarse que el conjunto de Isidro Casanova divide solamente por una temporada, es decir que con una o dos victorias se alejaría y mucho de la zona caliente.

Pero no sólo los números no le cierran a este Tiro Federal. En lo futbolístico la cosa viene igual o inclusive peor que en lo estrictamente estadístico.

El equipo que conduce Andrés Rebottaro fue de mayor a menor en cuanto a su rendimiento y cada vez juega peor. Por lo menos, en los primeros cuatro o cinco compromisos el Tigre creaba varias situaciones de gol por partido. Últimamente ni eso.

Tanto Armani como Cuesta arrancaron el 2011 con la pólvora mojada y todavía no pudieron gritar en lo que va del año. Ni siquiera Javier Rossi logró acabar con la sequía, aunque el Bicho jugó tan sólo dos partidos de titular y el fin de semana pasado ante Unión ingresó faltando 20 minutos.

Tal vez la noticia más esperanzadora es que aún falta jugar contra Almirante Brown (30ª), en la que será una semana clave para Tiro, ya que una fecha antes visitará a Defensa y Justicia, hoy en día siete puntos por encima del Tigre en la tabla del descenso.

Queda mucho camino por recorrer y en el fútbol nunca nada es seguro. Aún hay tiempo para revertir esta historia. Pero también es verdad que la soga del promedio aprieta cada vez más cerca del cuello y que no hay nada peor para un equipo que acostumbrarse a perder.

El domingo en Jujuy, Tiro Federal tendrá la primera oportunidad de demostrar que todavía no está todo perdido. Ahora sólo resta esperar.

Comentarios