Copa América 2019, El Hincha, Noticas

Copa América

Con Messi expulsado, Argentina venció a Chile y se quedó con el tercer puesto

Agüero y Dybala convirtieron los goles albicelestes en el primer tiempo. El crack rosarino vio la roja al igual que Medel en una jugada polémica. Descontó Vidal de penal tras infracción de Lo Celso revisada por el VAR


El azar ha querido que Argentina vuelva a cruzarse con Chile en la Copa América, pero esta vez no es por el título máximo, como en las ediciones de 2015 y 2016, sino por el tercer puesto, donde pretende al menor el bronce y una pequeña revancha. El albiceleste arrancó bien: el Kun Agüero, tras un excelente pase de Messi, marcó el 1-0 a los 12 minutos.  Paulo Dybala amplió el marcador a los 21.

La polémica de la tarde se produjo cuando Messi y Medel llegaron en velocidad a la línea final. Se produjo un empujón del rosarino y la reacción del chileno. Expulsados ambos.

En la segunda parte, Argentina lo tenía controlado hasta que Lo Celso cometió una infracción a Aranguiz en el área. La jugada siguió pero al árbitro paraguayo Díaz de Vivar lo llamaron desde el VAR. Sanción y gol de Vidal desde los doce pasos.

 

Una cosa en común tienen estos días la Albiceste y la Roja: son animales heridos. Los de Lionel Scaloni cayeron el martes por 2-0 en semifinales con Brasil, en su mejor partido del torneo y, seguramente, de la era del joven entrenador, pero eso no oculta que es un nuevo fracaso para Lionel Messi, que solamente puede ganar títulos con Barcelona, y para la selección, muy presionada para dejar atrás la sequía que arrastra desde la Copa América de 1993.

Descontenta, la AFA se quejó a la Conmebol por los “graves y groseros errores arbitrales”, entre ellos la omisión en el uso del VAR “en por lo menos dos jugadas concretas que claramente influyeron en el resultado final del partido”.

También protestó por el uso político del partido que hizo el presidente brasileño Jair Bolsonaro y por la organización del torneo.

Los del técnico colombiano Reinaldo Rueda, por su lado, vieron el miércoles esfumarse su sueño de coronarse por tercera vez consecutiva en Copa América al caer por sorpresa contra Perú.

En 2015 y 2016, ganaron precisamente a Argentina en ambas finales por penales, y en esta edición eran uno de los grandes favoritos.

El partido por el tercer puesto “no tiene ninguna importancia”, aseguró el Rey Arturo Vidal tras caer contra los incas, y añadió que “habrá que jugar para cumplir”.

No obstante, Vidal admitió que “siempre es lindo” jugar contra Argentina, porque tiene al mejor del mundo, su compañero blaugrana , el rosarino Lionel Messi.

En el Arena Corinthinas de Sao Paulo desde las 16 poco más que el honor se juegan dos equipos que querían más en esta Copa.

La Albiceleste fue de menos a más en este torneo, dejó un muy buen sabor de boca en el partido contra Brasil, y ahora está obligada a mantenerlo para despejar los negros nubarrones que se ciernen sobre el equipo.

Scaloni, que fue ratificado en el banquillo argentino como mínimo hasta esta Copa América, no podrá contar con sus dos principales apuestas: Marcos Acuña y Lautaro Martínez, pues ambos han llegado al límite de tarjetas amarillas. Para sustituir al Toro echaría mano al atacante cordobés Paulo Dybala.

También Rueda tendrá que esmerarse en este partido. La decepción por no luchar por el tricampeonato ha llevado a la prensa y la afición a preguntarse si la generación dorada de la Roja, con una media de edad que supera los 30 años, no está llegando a su fin.

FORMACIONES

Argentina: Franco Armani; Juan Foyth, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi y Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Giovani Lo Celso; Lionel Messi, Sergio Agüero y Paulo Dybala. DT: Lionel Scaloni.

Chile: Gabriel Arias; Paulo Díaz, Gary Medel y Gonzalo Jara; Erick Pulgar; Mauricio Isla, Charles Aránguiz, Arturo Vidal y Jean Beausejour; Alexis Sánchez y Eduardo Vargas. DT: Reinaldo Rueda.

 

El técnico colombiano, que asumió el cargo tras la no clasificación de Chile para Rusia-2018, necesita buenos resultados para ganar crédito al frente de una Roja que a corto y medio plazo tendrá que asumir una profunda renovación.

Comentarios