Edición Impresa, Política

Con los pies en el plato

El jefe de la UIA pidió “no apelar a viejas recetas” que “frenaron la producción”. Y el de la Cámara de la Construcción dijo que “resolver el problema del default es un enorme paso” para lograr "tasas razonables".

 

Sorpresa y media. En lo que sonó como una clara advertencia a la oposición –y por añadidura al oficialismo– el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio de Mendiguren, pidió ayer no apelar a “viejas recetas” que “frenaron la producción”, sino “retomar el camino del desarrollo” para “corregir las cosas que no se hicieron bien” en los últimos años. “Se trata del camino “que nos permitió crecer, generar empleo y un período de recuperación significativa del poder adquisitivo de los trabajadores”, marcó el empresario textil y ex ministro, que coincidió con los ejes que la presidenta Cristina Fernández trazó en sus últimos discursos. En tanto, en la misma sintonía, pero un paso más adelante, se pronunció el titular de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, quien coincidió con la agenda de la Casa Rosada al sostener que “resolver el problema del default es un enorme paso adelante” para que el sector privado logre “conseguir crédito a tasa razonable”.

Wagner señaló que cancelando la deuda de los holdouts “se abriría un panorama muy importante que puede financiar la actividad industrial y comercial”. También anticipó que “el gobierno está pensando en volver a dar un empuje a los créditos del Banco Hipotecario que fueron muy buenos”, porque “se tomaron todos”, aunque reconoció que “es un vaso de agua en un océano”.

En cuanto al encuentro que mantuvieron ayer dirigentes de la Asociación de Bancos Argentinos; la Unión Industrial Argentina; la Cámara Argentina de Comercio; la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y la Cámara de la Construcción, destacó que la “conclusión mejor” de la reunión es que la actividad económica “está bien”.

Y en esa línea advirtió que “el ruido político no ayuda”, porque así “cualquier inversor se asusta”.

Y agregó que el empleo “se está empezando a recuperar”, y que en el caso de la construcción alcanza al “10 por ciento”, de la mano de un “incremento razonable” de la actividad que en el primer bimestre fue del “2 a 3 por ciento por encima de los dos primeros dos meses del año pasado”.

En tanto, De Mendiguren, que fue ministro de la Producción en el interinato de Eduardo Duhalde, pidió mesura: “Me imagino una mesa en que nos convoquemos a ver cómo la industria y el campo juntos llegamos a las 125 millones de toneladas, llegamos a los 100.000 millones de dólares de la exportación”.

“Podemos hacerlo”, dijo. Pero aclaró que para ello “no se debe perder de vista que la discusión pasa por otro lado, no por si el Fondo del Bicentenario sí o no”.

Comentarios