El Hincha

Bilbao, head coach de Rosario

“Con los nuevos dirigentes las cosas fluyeron mejor”

El head coach del seleccionado de Rosario realizó el balance tras el enorme triunfo del Ñandú sobre Uruguay del pasado sábado por los festejos por el 90 Aniversario de la URR. Además, el entrenador que dialogó con El Hincha se refirió sobre el presente y futuro del combinado de la Unión local.


El panorama no era el indicado para el seleccionado de Rosario, tan sólo dos prácticas y muchas bajas pintaban para muy poco a la hora de conformar un equipo competitivo para hacerle frente al seleccionado de Uruguay.

Fernando Bilbao y compañía buscaron optimizar el tiempo de trabajo con el plantel, y formar dos equipos que estuvieran a la altura de las circunstancias. Y con el objetivo de seguir afianzando un grupo, con preponderancia en jóvenes talentos por si volviera el Campeonato Argentino de Uniones.

“El balance es muy bueno, el trabajo del pack de forwards fue muy bueno, y eso que el más grande tiene 25 años. Estoy contento porque tras dos años de mucho sufrimiento con lo que fue la participación en el Campeonato Argentino, que los chicos puedan jugar a este nivel contra un equipo que va a ir el año que viene al Mundial de Japón, hacerlo de igual a igual, e incluso superarlo por momentos, es satisfactorio”, analizó Bilbao, y rápidamente agregó: “La idea fue mirar hacia adelante, y más cuando pensé en el capitán (Gandini con 19 años), porque en realidad lo mío es pasajero, hoy puedo estar y quizás el año que viene ya no, la idea fue empezar a formar un equipo para que el año que viene o en 2020, o el día que vuelva el Argentino, haya un grupo que sienta jugar para Rosario. Por ese motivo fueron las convocatorias de Gandini, Bur, Rafael Gietz, Nicolás Sánchez o Joaquín Brogliatti, todos tienen que empezar a formar la identidad con el equipo y ante Uruguay quedó muy en claro”.

Respecto a los obstáculos para trabajar y poder conformar equipos jóvenes, Bilbao explicó: “Fue una semana muy corta, todo un desafío para ver qué podíamos hacer en siete días, con muchísimas dificultades para armar la lista, eso nos sacó energía para poder trabajar en la organización de la semana. Se armó una lista con gente muy joven, Ignacio Gandini, el capitán del equipo con 19 años, Lucas Bur de 18 años, los dos deberían estar jugando el domingo en juveniles y lo hicieron en el seleccionado mayor de Rosario ante un equipo que en un año va a jugar un Mundial”.

En tanto, tras varias temporadas al frente del Ñandú, Bilbao se refirió a la experiencia de conducir al seleccionado de la ciudad. “Son tres años que estoy como entrenador de Rosario, espero poder seguir, porque me gusta mucho. Me llevo lo mismo que se llevan los jugadores, competir a este nivel, en un partido de nivel internacional, representando a la ciudad, te enorgullece mucho y es distinto a jugar en tu club, si bien uno quiere mucho a su club, estar en el seleccionado es subir un escalón de rugby, es lo que todos queremos, progresar y jugar en el mejor nivel en el que nos dé el piné”.

En sus primeros dos años como entrenador de Rosario tuvo como objetivo competir en el Campeonato Argentino, esta temporada dicho certamen fue momentáneamente suspendido por la UAR, pero por lo bajo se habla del regreso del torneo más antiguo del rugby argentino para el 2020. No hay formato y se habla de organizar una competencia por Regiones o volver al viejo Argentino, y también se desconoce en qué momento del calendario se disputaría. “Voy a extrañar el Argentino, porque siempre esta esa espina de decir tenemos un buen equipo pero siempre nos faltan cinco para el peso. La gran diferencia se vio en la conducción de la Unión. Este año con los nuevos dirigentes las cosas fluyeron mucho mejor, fueron muy ejecutivos en un montón de cosas, que ayudaron al equipo, y todas esas acciones se notaron. En cuanto a satisfacer las necesidades del equipo, no hay nada raro, sólo las que tiene cualquier seleccionado de rugby. Lo dije varias veces, se nota el cambio en los dirigentes, es fabuloso, porque hace que los jugadores quieran venir al seleccionado, hace que sea más fácil entrenar. Tanto Gonzalo Crespi, como Matías Gorosito y Ricardo Covella, quien está siempre atrás nuestro, nos ayudaron un montón”.

La jornada del sábado pasado tuvo todos los condimentos: Rosario jugando en gran nivel, un rival de jerarquía, el público fiel al seleccionado se hizo presente y se pudo sentir la unidad entre jugadores, staff y dirigencia. Todos tirando para el mismo lado, todos con sentido de pertenencia, todos unidos por el bien de Rosario.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios