Gremiales

Luz y Fuerza

Con la mirada puesta en el futuro y en la gente

El Sindicato de Luz y Fuerza de Rosario se encuentra abocado a la tarea de fortificar la ayuda social a los sectores de la sociedad más vulnerables, más necesitados. Por eso, periódicamente se realizan donaciones a instituciones benéficas.


Por Alberto Botto / Néstor Salvatierra

Noventa años. Noventa años de esta institución sindical comprometida en luchas y acciones intensas en favor de sus afiliados y sus familias. Décadas en las que se hizo frente, en unidad, a momentos de adversidad, de honda preocupación que pudieron ser superados con firmeza, justicia y decisión.

Décadas de trabajo en favor de obtener derechos y consolidarlos, de bregar por justas conquistas que siempre se han deseado para los trabajadores de todos los sectores, para todas las personas y para todas las profesiones. La propuesta de este gremio, la idea central, ha sido siempre el nivelar para arriba, nunca para abajo; la evolución y el desarrollo del ser humano hasta alcanzar la dignidad que por su naturaleza le corresponde.

La tarea solidaria y social

Hoy, el Sindicato de Luz y Fuerza de Rosario, se encuentra abocado a la tarea de fortificar la ayuda social a los sectores de la sociedad más vulnerables, más necesitados. Por eso, periódicamente se realizan donaciones a instituciones benéficas, a personas que con amor trabajan cada día por los más necesitados, por los excluídos, por los más vulnerables.

Las acciones solidarias realizadas en los últimos años son numerosas y sería imposible enumerarlas en este espacio. Sin embargo, el Secretariado del Sindicato de Luz y Fuerza ha querido enviar en este aniversario un mensaje claro, contundente:

“La solidaridad implica un constante respeto y consideración  hacia aquellos seres con los que uno interactúa a cada instante en sociedad. Sobretodo, actuar en favor de aquellos que están más indefensos.

“Ser solidario -dice el Sindicato- no es actuar en grandes y lamentables sucesos eventuales, sino siempre, hasta en los simples hechos cotidianos. Como bien dijo la Madre Teresa “El que no  vive para servir, no sirve para vivir”. Y parafraseando a esta gran persona, debemos expresar con énfasis -sostienen desde Luz y Fuerza- que todas las instituciones deben conmprometerse hoy en la gran tarea solidaria. Es cierto que el problema humano no podrá resolverse por medio de la ayuda eventual, pero no es menos cierto que estas actitudes servirán al menos para mitigar algún dolor y, sobre todo, para marcar el camino a quienes tienen la responsabilidad política de generar planes y acciones para lograr el bien común y la felicidad de todos”.

Noventa años de luchas y la mirada del Sindicato de Luz y Fuerza de Rosario puesta en el futuro y en la gente.

Solidarios

El Sindicato de Luz y Fuerza está a punto de cumplir 90 años, Alberto Botto, secretario general, y Néstor Salvatierra, secretario gremial, desde la entidad gremial se destacaron el costado social que ha ido forjando a lo largo de su historia la institución y lo que significa todo ese trabajo y trayectoria. A su vez, mostraron algunas de las actividades que se desarrollarán con motivo de este nuevo año de vida.

Se habrá de realizar una cena extraordinaria en el Salón Metropolitano con la presencia de afiliados, sus familiares e invitados especiales, estimándose que se superará el número de 3.000 comensales.

Sin embargo, no todo terminará en la cena, “habrá actividades deportivas, actos y sobre todo se trabaja en reafirmar estos años de presencia activa con más proyectos beneficiosos para los afiliados -señalaron los dirigentes. Asimismo se expresaron sobre una serie de tareas que son de beneficio para los trabajadores del sector, tales como planes de vivienda, para que puedan acceder a la compra, a la refacción de las mismas, turismo y mucho más.

El desafío de una Fundación

Por otra parte, y muy importante por cierto, es que en los próximos días se presentará para que se apruebe la creación de la Fundación Con La Gente. Tanto Botto como Salvatierra sostuvieron que “tiene un objeto mucho mayor, vincularnos muy fuerte con la sociedad, dar capacitación, buscar cualquier elemento que le sirva al grueso de la sociedad como para formarse, como para que podamos ofrecerle una salida laboral y tratar de ayudar desde el trabajo solidario que es algo muy fuerte en lo que venimos accionando”.

En ese sentido sostuvieron que “hoy desde el Sindicato estamos haciendo con esfuerzo la tarea de acudir en ayuda de organizaciones que trabajan por y para el bien común, y desde la Fundación lo que buscamos es mucha adhesión de parte de nuestros compañeros y de otras personas y tratar de llegar adonde el Estado no llega. Muchas veces al Estado no hay que pedirle todo -dijeron- si no que hay que poner parte de lo nuestro. Éste es el esfuerzo que pone el sindicato, crear una fundación que esté y que sirva para ayudar a los que más lo necesitan”, sostuvieron.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios