El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama rojinegro

Con la llegada de Nacho Scocco, Frank Kudelka tendrá un plantel para pensar en objetivos importantes

El entrenador mantendrá la base de un equipo confiable y agregará un delantero de calidad, algo que careció en el torneo pasado y en el que probó distintas variantes sin éxito. Ahora el DT leproso cuenta con el punta que necesita para apostar a la Copa Sudamericana


Frank Kudelka ya piensa en el equipo con Nacho Scocco como el punta que necesitaba.

Ignacio Scocco ya decidió que vendrá al Parque, y si bien aún falta que ponga el gancho en el contrato, Frank Darío Kudelka sabe que contará con él para lo que se viene: el torneo local y la Sudamericana 2021.

Con la confirmación de la decisión de Nacho, el entrenador cubrirá un pusto que le provocó mayores dolores de cabeza en la Superliga: el centro del ataque. Y lo hará con un jugador de jerarquía, que no sentirá la presión de vestir la camiseta leprosa, y además con la versatilidad de poder jugar en cualquier puesto en el ataque.

En el torneo pasado, Kudelka probó con Alexis Rodríguez, Lucas Albertengo, Rodrigo Salinas, Luis Leal, e incluso sobre el final improvisó algunos partidos con Maxi Rodríguez. Y pocas veces tuvo el resultado pretendido.

Por eso le bajó el pulgar a la continuidad de Albertengo y Salinas, quienes volverán a Independiente y Vélez, respectivamente, y ya tenía algunos nombres en carpeta por si Scocco decidía seguir en River, algo que no sucedió y simplificó las cosas para el entrenador.

Kudelka ya impuso una idea futbolística que dio resultado. Apostó a arriesgar en la salida con la pelota al ras del piso y la búsqueda de proyectar a ambos laterales. El esquema preferido fue 4-3-3 o un 4-3-1-2, con las variantes lógicas de meter al cinco (Julián Fernández) entre los zagueros y pasar a un 3-4-3. Pero con el correr de los partidos le dio libertad a Maxi para moverse por donde quisiera, lo que potenció a la Fiera y también al equipo.

Un punto importantísimo fue el trabajo de la pelota parada, en defensa y ataque. Newell’s no sufrió como otros años los centros de los rivales, pero además fue el equipo más efectivo con la pelota detenida en ofensiva en toda la Superliga, el que más goles anotó de cabeza y tuvo al mejor asistidor: Mariano Bíttolo, quien en los próximos días firmará su continuidad, otra buena noticia para el DT.

A Kudelka le faltaba un nueve. Y llegará Scocco, lo que en la previa debería potenciar aún más al equipo. En especial si la dirigencia logra retener a Lema, gestión que se intentará aunque resulta imposible comprarle el pase valuado en 2,5 millones de euros. Newell’s le propondrá una renovación de préstamo con cargo a Benfica, y se ilusiona con la aceptación de los portugueses, que no tienen al zaguero en sus planes.

Obviamente la Lepra venderá a un jugador. Lo necesita para seguir con las cuentas equilibradas. Y para sostener un plantel de jerarquía. Pero esa venta no debería impactar fuerte en el equipo, ya que los jugadores apuntados son: Jerónimo Cacciabue, Aníbal Moreno y el juvenil Juan Sforza.

Con la llegada de Pablo Pérez, Cacciabue y Moreno pelean hoy por un lugar, y la salida de alguno de los dos, siempre que signifique un ingreso importante de dinero (el piso de ambos es seis millones de euros) no será tan impactante en la estructura del equipo. Además, como suplente está Braian Rivero, quien levantó su nivel en el final del torneo.

En el caso de Sforza, si bien es un juvenil con gran proyección, su venta no tendría ningún impacto en el plantel de primera, ya que el volante entrena con reserva y aún no está en los planes de Kudelka.

Así, Kudelka tendrá a Alan Aguerre como un arquero que está en un gran momento, y además se acostumbró a jugar en la salida con los pies como el técnico pretende. Su suplente, con la segura salida de Nelson Ibáñez, será Ramiro Macagno.

Si logra retener a Lema, mantendrá una dupla de zagueros acoplada, de gran juego aéreo y muy segura. Los laterales derechos serán Angelo Gabrielli y Facundo Nadalín, y por izquierda estarán Mariano Bíttolo y Matías Orihuela, a quien también se le buscará renovar el contrato.

El cinco será Julián Fernández, uno de los más regulares del equipo en la Superliga, una grata sorpresa para muchos. Y el suplente será el Kiwi Rivero.

Los volantes internos serán Pablo Pérez y Cacciabue o Moreno, con Rivero como opción y Mauro Formica, si arregla su contrato, como una opción ofensiva más.

También puede incluirse como volante a Maxi Rodríguez, quien tendrá como en este último torneo libertad para moverse por donde vea que el partido lo necesita. Con Denis Rodríguez como otro relevo y el juvenil Nicolás Castro que empezará a tener más rodaje.

Y en ataque, Sebastián Palacios y Nacho Scocco conformarán una dupla que, combinados con Maxi, provoca la envidia del cualquier equipo.

Tal vez aquí, en ofensiva, se busque un relevo, con más chances que sea un delantero por afuera y no un nueve. También está Alexis Rodríguez, como alternativa.

Kudelka tendrá un plantel más que interesante. Con una base que se mantiene, y con la llegada de otro jugador de jerarquía como Scocco que le puede dar al equipo ese toque en ofensiva que le faltó en algunos partidos. Sin dudas, subir la vara no es una locura.

Comentarios