Edición Impresa

Con la bolilla a favor

La selección se hospedará en Pretoria, a una hora de Johannesburgo, sede de los primeros partidos.

 El sorteo del mundial de Sudáfrica 2010 determinó que el seleccionado argentino integrará el Grupo B, junto a Nigeria, Corea del Sur y Grecia.

 Dentro de las posibilidades se puede considerar, a priori, que Argentina salió favorecida luego de varios mundiales.

 El debut del seleccionado argentino será el 12 de junio frente a Nigeria, en Johannesburgo. El segundo partido será ante los coreanos, también en la ciudad de Johannesburgo. Mientras que la última fecha de la primera fase será ante Grecia, en la ciudad de Polokwane.

 Según quedaron los cruces, a partir de los octavos de final, el seleccionado argentino recién se cruzaría con Brasil, por ejemplo, en semifinales.

 Los rivales más complicados que le podrían tocar en octavos y cuartos de final son Francia, Alemania e Inglaterra. Si el seleccionado argentino sale primero en su zona, deberá enfrentar en octavos de final, el 26 de junio, al que salga segundo del Grupo A.

 En caso de salir segundo se invierte y enfrentaría al primero del A. Ese grupo lo integran Sudáfrica, México, Francia y Uruguay, denominado el grupo de la muerte.

 Salir primero del grupo no sólo le convendría al seleccionado argentino por tener rivales supuestamente más accesibles, sino que también por una cuestión de comodidad, porque seguiría jugando en Johannesburgo.

 Es que el seleccionado argentino ya definió su lugar de concentración en el Sudáfrica, que será en Pretoria, a una hora de viaje en auto de Johannesburgo. En caso de ser segundo cambiaría de ciudad y tendría que ir a jugar Bahía Nelson Mandela.

 Si pasa a los cuartos de final, el seleccionado argentino tendrá que jugar con los que avancen de los Grupos C y D.

 El Grupo C lo integran Inglaterra, Estados Unidos, Argelia y Eslovenia, mientras que el D lo forman Alemania, Australia, Serbia y Ghana.

 “En el mundial hay que ganarle a todos”, dijo en la semana Carlos Bilardo, quizás en una frase para salir del paso porque el sorteo es determinante, debido a que no enfrentar a Italia, el último campeón, o a Brasil, antes de las semifinales puede ser una ventaja.

 El entrenador del seleccionado argentino, Diego Maradona, siguió el sorteo en el predio de Ezeiza, junto al resto del cuerpo técnico.

 En un momento se pensó que podría brindar una conferencia de prensa, pero desde la AFA se le recomendó a Maradona que no hable hasta que no cumpla con la sanción que le impuso la FIFA.

 Maradona y su gente quedaron contentos con el sorteo, pero serán cautos a la hora de hablar “porque no se puede subestimar a nadie”.

 

Los integrantes del seleccionado argentino llegaron a la conclusión que será clave terminar primero en la zona para jugar la mayor cantidad de partidos en la ciudad de Johannesburgo.

 

Argentina jugará su próximo partido amistoso ante Cataluña, el 22 de diciembre y luego enfrentará a Alemania, en Munich, el 3 de marzo próximo.

 

Antes de llegar a la ciudad de Pretoria, en Sudáfrica, Maradona y los 23 convocados al mundial harán una gira, que tendrá un partido en Europa, probablemente otro ante Israel y un último en lugar a determinar.

Comentarios