El Hincha, Rosario Central

Copa Liga Profesional

Con goles de Ojeda y Gamba, Central venció a Godoy Cruz en el Gigante

Después de hacer un buen primer tiempo, en el cual sacó ventaja por intermedio de Ojeda, el equipo del Kily González bajó el rendimiento en el complemento y el Tomba aprovechó para empatar. Cerca del final, el Canalla encontró su premio tras una gran definición de Gamba


Sufrió. Pero lo consiguió. El estreno de Central en la Copa de la Liga Profesional fue con victoria 2-1 sobre Godoy Cruz. Después de hacer un buen primer tiempo, en el cual sacó ventaja por intermedio de Ojeda, el equipo del Kily González bajó el rendimiento en el complemento y el Tomba aprovechó para empatar. Cerca del final, el Canalla encontró su premio tras una gran definición de Gamba.

El arranque fue a todo vértigo. No iban dos minutos cuando el Tomba tuvo una posibilidad muy clara para abrir el marcador: un dos contra uno a campo abierto que, increíblemente, a partir de una mala decisión de Ojeda, no terminó en gol visitante. Y a los tres respondió Central. Pero, a diferencia de los mendocinos, en su primera llegada el equipo del Kily no perdonó. Córner de López Pissano desde la izquierda, anticipo de Ojeda en el primer palo y a cobrar.

A los 12, en otra jugada preparada de tiro de esquina, casi aumenta el Canalla. Esta vez ejecutó Vecchio, desde la izquierda. Y Torrent, ingresando libre por detrás de todos, voleó desviado por arriba del travesaño. Y 10 minutos más tarde, en otra pelota detenida, tuvo su chance Bottinelli. Lanzó López Pissano, pero el cabezazo de gol del defensor encontró una buena respuesta del arquero Ibáñez.

Después, hasta el final del primer tiempo, casi no hubo llegadas. A Central le faltó precisión de tres cuartos hacia adelante. Vecchio y López Pissano fueron demasiado intermitentes. Y Ferreyra apareció a cuentagotas. Godoy Cruz, por su parte, no tuvo juego en el medio como para abastecer a Ramis y a Badaloni, los dos de ataque.

Para el complemento, la visita hizo variantes: hubo cambio de nombres y, principalmente, de esquema. ¿La idea? Sumar gente en el mediocampo para ganar peso ofensivo. Pero el Tomba recién logró el objetivo a partir de los 10 minutos, con el ingreso del Morro García. Antes de eso, un disparo cruzado de Ferreyra que dio en el palo, pudo ser el segundo de los auriazules.

El Kily no se decidió a mover el banco, Central redujo la intensidad, perdió ritmo, y Godoy Cruz se animó un poco más. A los 21, en un centro cruzado desde la derecha, Blanco no llegó a cerrar y Silva, que había ingresado en el entretiempo, estampó la igualdad. Sin hacer demasiado, aprovechando el quedo canalla, empató el Tomba.

A partir de la paridad, la visita creció. A Central le costó reaccionar. En ese contexto, a los 38, el Morro tuvo una chance inmejorable para dar vuelta la historia, pero pateó afuera con el arco libre. Y como había pasado en el arranque del partido, ante una posibilidad clara desperdiciada por el rival, Central respondió con gol. Lo armó Vecchio, lo definió Gamba.

Y fue triunfo de Central nomás, que mostró tantas cosas interesantes para seguir potenciando como detalles para corregir a futuro. Seguro que el Kily tomó nota. Por ahora, a celebrar esta presentación con victoria, esa con la que Cristian González sonó durante tantísimo tiempo.

Comentarios