El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama rojinegro

Con expectativa: Newell’s espera el inicio del torneo que se viene

Newell’s tiene un muy buen equipo, con jugadores de gran jerarquía y un sistema de juego que ya está incorporado. Le tocó el grupo de la muerte y no tiene tanto recambio, cuestiones que obligan a poner los pies sobre la tierra. Pero hay expectativa, sin dudas


Newell’s ya sabe su fixture en el torneo que arranca el 30 de octubre. Y para muchos integra el “grupo de la muerte”. Enfrentar a Boca, Lanús y Talleres no fue un sorteo favorable, sin dudas, aunque hay una situación a analizar, xeneizes y granatees juegan Copas y podrían poner equipos alternativos en algunos partidos del torneo local.

La Lepra arranca el torneo en Córdoba. Visita a Talleres y de movida deberá probar la “burbuja” de viaje. Pero más allá de lo sanitario, lo importante será cómo llegará el equipo de Frank Kudelka a ese partido, que se jugará en dos semanas.

Luego será local en el Coloso ante Boca, que habrá que ver si viene con todo el equipo o con algunos suplentes, teniendo en cuenta que la próxima semana sabrá cuándo jugará su cruce ida y vuelta por octavos de Libertadores.

Algo similar sucederá con Lanús, a quien Newell’s visitará por la tercera fecha, a mediados de noviembre. El Granate espera conocer rival y fecha de su serie de octavos de Sudamericana, que podría estar cerca del cotejo ante la Lepra.

Hasta ahora la Lepra jugó 5 partidos de pretemporada, con buenos dividendos. Con rivales distintos, algunos más exigentes como River y Unión, y otro más débiles como Sarmiento y Atlético Rafaela.

Pero lo importante para Kudelka es que más allá de no haber perdido, pudo darle rodajes a algunos futbolistas titulares que venían de lesiones, como Pablo Pérez y Sebastián Palacios, y encontró algunas alternativas de juveniles para tener a mano en el banco, en especial Nicolás Castro, Francisco González y Enzo Cabrera.

El gran problema para el DT leproso es que aún no pudo poner en cancha al equipo titular completo. Y eso recién sucedería el sábado en el último amistoso ante Racing.

Obviamente eso no debería ser un gran problema para un equipo que mantuvo a gran parte de los titulares que terminaron de buena manera la Superliga. De no surgir imponderables, el único jugador que se sumará al equipor en el estreno con Talleres será Nacho Scocco, ya que la salida de Lema se cubrirá con Fabricio Fontanini, quien era el primer suplente y en el torneo pasado cuando le tocó jugar cumplió.

Los once que piensa el entrenador para el arranque son Alan Aguerre; Angelo Gabrielli, Fabricio Fontanini, Santiago Gentiletti y Mariano Bíttolo; Pablo Pérez, Julián Fernández y Aníbal Moreno o Jerónimo Cacciabue; Maxi Rodríguez; Sebastián Palacios e Ignacio Scocco.

Del equipo que terminó de gran forma la Copa de la Superliga, el último partido en Santiago del Estero el 15 de marzo, sólo habría dos cambios: Pablo Pérez, que ese día no jugó por Rivero; y Nacho Scocco por Leal; ya que esa noche la dupla de zagueros fue Fontanini-Gentiletti por una suspensión de Lema.

“Debemos tratar de llegar todos en las mejores condiciones, es un equipo que tiene que seguir creciendo todavía, a pesar de los nombres que hay”, destacó Maxi Rodríguez tras la victoria ante Unión del viernes.

Y la sensación es que Newell’s va a llegar bastante bien desde lo físico y lo futbolístico. Kudelka logró el rodaje que quería, ya que sumará seis amistosos previos antes del inicio. Y logró recuperar a tiempo a Palacios y Pérez, dos insustituibles, y si bien Scocco asustó esta semana con una contractura, no será un problema.

En cuanto a lo futbolístico, Nacho Scocco demostró estar entero, con ganas, muy cómodo con el sistema de Kudelka, y afilado con el arco. Anotó cuatro goles en los tres amistosos que jugó, todo un aviso.

Y Maxi se muestra adaptado a esta nueva posición de enganche, o hombree libre por el medio. Ya había jugado en algunos partidos del torneo pasado en ese, donde tiene más contacto con la pelota y puede lastimar con sus pases, pero además no pierde llegada al gol y, lo más importante, no se desgasta en la marca. Entusiasma saber lo que puede pasar en la sociedad con Pablo Pérez y Nacho.

Sin dudas la mayor preocupación pasa por no extrañar a Lema. La primera impresión es que Manuel Guanini está lejos de ser el sustituto ideal, con muy flojos partidos de pretemporada. Por eso ese lugar ya está asegurado para Fontanini, que cuando tiene a Gentiletti al lado se muestra más seguro, y ofensivamente puede aportar de cabeza y hacer que la ausencia de Lema no se sufra tanto.

Y ahí aparece una alarma importante, mucho más en un torneo donde se jugará sin descanso y el Covid-19 será una amenaza cada semana. Newell’s tiene poco recambio en algunos sectores, en especial en la defensa y en la posición de centrodelantero. Abajo Guanini asusta y por eso llegó Manuel Capasso, para tener alguna otra alternativa en el banco. Y en ataque, las opciones son Alexis Rodríguez y Enzo Cabrera, que están lejos de ser Scocco.

Donde sí encontró Kudelka opciones es en el mediocampo. Al debate sobre quién jugará como segundo volante interno entre Moreno y Cacciabue, ahora se agregó Nicolás Castro, un juvenil que mostró en los amistosos buen maneja, remate desde afuera y llegada al área rival. Y también está Mauro Formica, quien aún está poniéndose a punto, pe-ro puede ser una gran alternativa como enganche.

No será un torneo sencillo. Estar entre los dos primeros de la zona será el primer objetivo, y luego apuntar al gran objetivo del título. “Tenemos que estar tranquilos y enfocarnos en la primera fecha, yendo partido a partido sin mirar más allá”, declaró con serenidad Maxi.

Aunque la Fiera se ilusiona con hacer un buen papel. “Fue un parate muy largo y tenemos que ver cómo estamos todos. Mi motivación la busco internamente, y vestir esta camiseta ya lo hace por sí solo, así que sigo con la misma ilusión y las mismas ganas. Trato de aportar tanto dentro como fuera de la cancha y tratar de motivar a los chicos, que hay que acompañarlos. La motivación la tenemos todos”, confió.

Newell’s tiene un muy buen equipo, con jugadores de gran jerarquía y un sistema de juego que ya está incorporado. Le tocó el grupo de la muerte y no tiene tanto recambio, cuestiones que obligan a poner los pies sobre la tierra. Pero hay expectativa, sin dudas.

Comentarios