Coronavirus, Mundo

Aprender con barbijo

Complicado retorno a las clases presenciales en las escuelas de Israel

El regreso fue confuso, ya que como no era obligatorio, los padres debían decidir si llevar a sus hijos y no todos los maestros se presentaron. Algunas ciudades no habilitaron la vuelta a las aulas


El gobierno de Israel permitió este domingo la vuelta a clases de estudiantes de primaria y secundaria, como parte de la rápida merma de las restricciones tomadas para mitigar la expansión de la coronavirus. De todas formas,  Tel Aviv y otros municipios se negaron a abrir las escuelas hasta que haya garantías de prevención. El regreso fue confuso, ya que como el retorno no era obligatorio, los padres debían decidir si llevar a sus hijos y no todos los maestros se presentaron.

Los estudiantes de seis a nueve a años y de 16 a 18 volvieron a clases este domingo -primer día hábil en el país- y, en una semana, se sumará la reapertura de los jardines de infantes, mientras que el resto de estudiantes volverá a clase a partir de junio.

Sin embargo, localidades como Tel Aviv, Beer Sheva, Haifa o Hadera pidieron más tiempo para preparar las escuelas.

La asistencia, por el momento, no es obligatoria, y los profesores de más de 65 años o con patologías previas podrán acogerse a una baja.

En el caso de las escuelas ultraortodoxas, el colectivo con el más alto número de contagios en Israel, sólo podrán regresar a la escuela los jóvenes de 12 a 18 años.

Pese a que desde hace más de una semana se reactivó la actividad económica con la apertura de los comercios grandes y pequeños, y se aliviaron las restricciones de movimiento de la población, las autoridades de Tel Aviv no quieren correr riegos.

De hecho, no sólo se opusieron a la reapertura de los centros educativos, sino que hoy la alcaldía de Tel Aviv anunció la suspensión de la Marcha del Orgullo LGTB, la mayor de Medio Oriente, a la que acuden miles de personas cada año.

Las autoridades esperan que el desfile pueda realizarse más adelante.

Israel registra hasta el momento 16.193 casos positivos y anunció la cifra más baja de contagios desde marzo con 41 infectados en las últimas 24 horas.

En tanto, la cifra de fallecidos es de 230 personas, un número mucho menor que en los países europeos.

Ante este panorama, el Ejecutivo israelí prepara un plan por fases para retomar la actividad social y económica.

Comentarios