País

Comodoro Rivadavia: pesar por la muerte de una pediatra recibida en la UNR

El fallecimiento de Moira Caggiano, de 44 años, caló hondo en quienes la conocían. La mujer vivía en el sur hace 9 años. Hace pocos días se contagió de covid-19, estuvo en terapia intensiva y falleció


Moira Caggiano, una médica pediatra de 44 años recibida en la Universidad Nacional de Rosario, murió este martes en Comodoro Rivadavia, Chubut, donde se desempeñaba. Su partida dejó estupefactos a colegas de esa ciudad del sur argentino y a allegados. Hace unos días la profesional había sido diagnosticada con covid-19.

Conocida la noticia, los mensajes en las redes sociales comenzaron a multiplicarse. Dolor, asombro y desolación. Desde los consultorios Pediatrics, de Comodoro Rivadavia, dijeron que Moira “honró su compromiso de médica y entregó su vida al cuidado de sus pacientes. Acompañamos en el dolor a su familia y seres queridos”.

Caggiano era la encargada de pediatría de la clínica Del Valle. Estuvo internada varios días en terapia intensiva y sus compañeros pedían cadena de oración para su recuperación.

Un sentido mensaje dedicado a Moira lo dejó Néstor Sola, quien contó que conoció a la mujer cuando era pequeña y la recordó como una luchadora y dedicada médica.

Ella tenía 7 años y nosotros unos 21, cuando su papá nos llevó a su hermano y a mi a pintar casas y a ganarnos la vida de mil modos. Desde allí fueron mi familia. Colorada auténtica, brillante, una luz llena de ojos y pecas. Sobresalía donde se plantaran sus pies. No paró de crecer nunca. Contra todos los vientos ella siguió adelante. Trabajó en mil cosas. Le sobraba amor. Se caía, o la hacían caer, y allí estaba de nuevo en pie sacudiéndose los malos ratos (que fueron muchos). Jovencita, parió un hijo maravilloso y se hicieron inseparables. Empujó carros que ni sus caballos tiraban. Y cada tanto, sin respiro, rendía sus materias en Medicina de la UNR. Así fue que un día, tanto esfuerzo tuvo respuesta. Se recibió de Médica. Durísimo contexto en Rosario, metió sus cosas en un bolso, agarró de la mano a su hijo y partió hacia el Sur, donde los vientos son insoportables. Imparable La Colo, metió su alma roja allí donde pocos van y muchos huyen. Luchona, nunca aflojó ni cuando la dejaban sin paga durante meses. Siempre adelante. SU LUGAR EN EL MUNDO, nos dijo hace unos 8 o 10 años atrás. Y fue SU LUGAR, el Sur. Conoció al amor de su vida. Estaba feliz, haciendo lo que sabía hacer: Dar Amor. Nació para ser Médica y para Curar. Cumplió 44 hace 9 días. Su último cumpleaños en este plano. Hoy, 5 de enero de 2021, el virus la asesinó. A ella, que no paró jamás de dar vida y dar amor.

 

Ella tenía 7 años y nosotros unos 21, cuando su papá nos llevó a su hermano y a mi a pintar casas y a ganarnos la vida…

Publicado por Nestor Sola en Martes, 5 de enero de 2021

Comentarios