Ciudad, Últimas

Tras la ola de inseguridad

“Como sociedad nos hemos acostumbrado a la muerte” dijo el sacerdote Fabián Belay

La Iglesia convoca a concentrarse por la paz hoy a las 19.30 en Gálvez 777, en la parroquia del Buen Pastor y contará con la presencia de familiares y víctimas de la inseguridad como así también distintas organizaciones. Es una de las tantas actividades para intentar pacificar la ciudad


Por el alto nivel de violencia que atraviesa de Rosario, este miércoles la iglesia convoca a una concentración para pedir paz en la ciudad de Rosario.

El encuentro es hoy a las 19:30 en Gálvez 777, la iglesia del Buen Pastor, para llevar adelante una reunión pidiendo pacificar la ciudad. Participarán familiares y amigos de víctimas de la inseguridad como así también distintas organizaciones. Quien habló al respecto fue el padre Fabián Belay, referente de la Pastoral Social de Drogadependencia.

Belay marcaba en los micrófonos de LT8 que “esto hace años que viene pasando y son vidas. Como sociedad nos hemos acostumbrado a la muerte. La realidad es que hay una parte de la sociedad que queda al margen de la justicia. Todo lo que tiene que ver con la inclusión no está respondiendo a las realidades de nuestros barrios. Recorrer las calles afuera de los bulevares, observas el deterioro y la falta de inversión de muchos años. Esto afecta a todas las clases sociales porque todos terminamos siendo víctima de la violencia”, reflexionó Belay.

“La política tiene que dar un gesto de grandeza en este momento. Dejar de estar peleando poder, de tirarse los muertos. Es necesario que se sienten en la mesa y empecemos a planificar un programa de acción a 20 años. Rosario vive un deterioro desde la década del 90″ concluyó marcando con dureza el padre Belay.

Y agregó: “Como sociedad nos hemos acostumbrado a la muerte. La realidad es que hay una parte de la sociedad que queda al margen de la justicia”.

No será el primer reclamo que se realizará porque hace unos meses se hizo un llamado a la paz en el cementerio La Piedad, donde entierran a muchos de los jóvenes de los distintos barrios. Luego se llevó a cabo la marcha por la paz que salió desde la Plaza López y terminó en el Monumento a la Bandera.

Dura interpelación por la violencia del Consejo Arquidiocesano al gobierno, tras “Marcha por la paz”

Comentarios