Ciudad, Policiales

Víctimas fatales

¿Cómo proteger a los pibes en los barrios? Pregunta renovada tras crímenes de Valentín y Eric

Habló la mamá de Valentin Solís, uno de los chicos asesinados este jueves en la zona oeste. Contó que el niño se dedicaba a estudiar y lo mataron como un perro. Alarma en la zona el nivel de violencia y la falta de espacios seguros. Piden medidas desde la comunidad educativa de la escuela Lola Mora

La foto de Valentín, una de las víctimas del ataque armado.

Valentín Solis tenía 14 años, iba a la secundaria Lola Mora en el corazón del Fonavi que se levanta en Rouillón y bulevar Seguí, en barrio Triángulo y Moderno. Este jueves no tuvo clases, una versión dice que por falta de agua en el colegio. A eso de las 16, estaba sentado junto a su amigo Eric Galliz, de 15, en el tapial de una vivienda a la altura de la escalera 14 de Sanguinetti al 5600, a metros de la casa de ambos cuando pasaron tres varones y uno disparó sin pudor sobre los adolescentes. Ambos fallecieron. 

El brutal ataque se cometió a ciento cincuenta metros de bulevar Seguí al 5500 donde este miércoles a las 21 fueron baleados otros dos adolescentes que fueron alcanzados por los doce proyectiles gatillados hacia un almacén de ese sector de la zona oeste.

El fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Adrián Spelta está a cargo de la investigación por el doble crimen y también por el ataque armado anterior ya que no descarta una conexión entre ambos, no sólo por la cercanía sino también por las pocas horas de diferencia.

En conferencia de prensa en el Centro de Justicia Penal, Spelta indicó este viernes al mediodía que dos de los tres homicidas de Valentín y Eric están identificados y aclaró que uno es menor de edad por lo que interviene el Juzgado de Menores en turno.

El otro es mayor de edad y ayer hubo allanamientos para dar con los autores, aunque no fueron detenidos, explicó el fiscal. Además, especificó que el arma utilizada era a repetición, pudo haber sido una ametralladora o una pistola modificada, y señaló que las 16 vainas servidas calibre 9 milímetros que quedaron como muestra del brutal doble homicidio se cotejarán con la docena hallada en la cuadra de Seguí al 5500 donde una adolescente quedó herida grave.  

Foto: Juan José García

 

Elisabeth, la madre de Valentín habló este viernes en diferentes medios periodísticos sobre el caso y sobre su hijo. Contó que el chico sólo se dedicaba a estudiar, era un pibe aplicado en el colegio y no le gustaba faltar. Tenía 14 años y no estaba vinculado a ningún conflicto, se vio obligada a aclarar la mujer entre lágrimas. 

Mostró las carpetas del chico y se lamentó que lo mataran como a un animal. No sabe por qué dispararon contra su hijo y su amigo, con quien además era compañero de colegio. Estaban sentados allí porque no hubo clases, contó. Se enteró del hecho y corrió al hospital Carrasco donde le dijeron que su hijo llegó sin vida producto de ocho heridas de arma de fuego. Eric fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) y también falleció como consecuencia de múltiples impactos en la guardia.   

“Ni a un animal le dan tantos tiros como a mi hijo, lo mataron sin piedad. Es mentira que fue por un ajuste de cuentas, por venta de drogas, mi hijo no vendía drogas. No estaba involucrado en drogas, no tenía adicciones. Mi hijo no era un delincuente. Ninguno de los chicos muertos estaban involucrados en nada. Lo llevábamos al Hospital de Niños Vilela, porque Valentín tenía un problema en la pierna y no había podido ir a las prácticas de fútbol”, describió la madre en declaraciones a LT8.

Foto: Juan José García

 

Y agregó “vinieron y tiraron a matar, lo mataron como a un perro, Valentín no tenía nada que ver con la balacera anterior. Esto es un desastre. Todo el tiempo se escuchan balaceras en el barrio”.

 

La otra balacera

Valentina L., de 15 años, y Santiago M., de 14, se encontraban el miércoles cerca de las 21 en bulevar Seguí al 5500, esquina Calchaquí cuando apareció una moto con dos ocupantes y disparó en dirección a un almacén que hay en el lugar. Otra versión hizo referencia a que disparan al entorno de alguien con el que tienen problemas, en este caso un familiar de la adolescente gravemente lesionada.

Los chicos quedaron en medio de las balas. La peor parte la llevó Valentina que fue herida en la zona del cuello, cráneo, hombro y fémur izquierdo y quedó internada en grave estado en el Heca. Mientras que Santiago recibió lesiones en el tobillo. 

En el lugar se recolectaron 12 vainas servidas calibre 9 milímetros. 

Con el correr de las horas se conoció que Valentina también asiste a la escuela Lola Mora, que este viernes estuvo cerrada por luto. En esta jornada directivos y docentes recibieron a los padres de alumnos y alumnas que no sólo están conmocionados por los crímenes de Eric y Valentín junto al ataque a Valentina sino también sienten terror de dejar salir a sus hijos.

De esa reunión trascendió que este sábado por la tarde habrá una manifestación en el Fonavi para reclamar por el cese de la violencia que azota al barrio y para pedir justicia por las víctimas. Esto se suma al estado de alerta de todas las instituciones del barrio por la falta de políticas públicas que garanticen espacios seguros para los pibes y pibas.

Comentarios