Ciudad

Casi nada abierto

Cómo afecta el paro general este lunes y martes en Rosario

No habrá clases en las escuelas públicas, comercios ni atención en las oficinas estatales. El martes, cuando será la movilización más grande en Buenos Aires, tampoco habrá transporte y la actividad será casi nula


Fotos: Juan José García

La Confederación General del Trabajo (CGT) y las dos Centrales de Trabajadores de la Argentina (CTA) pararán este martes contra las políticas económicas del gobierno nacional, pero las movilizaciones empezarán este lunes y la actividad se verá resentida. Pararán los docentes de Amsafé y los universitarios, los empleados estatales y también de comercio. El martes la actividad será casi nula. No habrá clases, transporte público, ni comercios o bancos abiertos. Será el cuarto paro general que hace la CGT durante la gestión de Mauricio Macri. Repudiarán la situación económica y social que atraviesa el país. Con las otras centrales obreras saldrán a la calle a rechazar las políticas del gobierno nacional que entienden provocaron la pérdida del poder adquisitivo, la disparada de la inflación y un ajuste económico para alcanzar el financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI).

A marchar

Las centrales de la CTA que responde a Hugo Yasky, el Movimiento Sindical Rosario (MSR) y el Movimiento Obrero Santafesino (MOS) pararán desde el mediodía del lunes. El martes a las 10 concentrarán en San Lorenzo y Corrientes para marchar hacia el cruce de peatonales Córdoba y San Martín donde se hará el acto central. La CTA que responde a Pablo Micheli movilizará el lunes y concentrará desde las 10.30 en la plaza 25 de Mayo.

La Asociación de Empleados de Comercio (AEC) acordó con la cámara empresarial nacional adelantar para este lunes la celebración del Día del Empleado de Comercio prevista para el 26 de septiembre por lo que no habrá actividad comercial y sólo podrán abrir los negocios atendidos por los dueños. Este lunes a las 10 en la sede de la Unión Obrero Metalúrgica (UOM), Buenos Aires 1328, darán una conferencia de prensa donde detallarán cómo será la adhesión al paro de la CGT del martes. “La actividad será nula en la ciudad, y el martes adherimos al paro nacional en rechazo a las medidas económicas del gobierno de cambiemos”, dijo a El Ciudadano, el secretario general de AEC, Juan Gómez.
El gremio de docentes universitarios también se sumará al paro de 36 horas de las dos CTA y, según adelantó la secretaria general de COAD, Laura Ferrer Varela, en Rosario será con movilización.

Los docentes de Amsafé pararán desde las 12 de este lunes y movilizarán a Capital Federal para participar del acto de las dos CTA. “Nos movilizamos contra el modelo de ajuste y el escaso presupuesto que está diseñado y pensado sólo para el beneficio de los grandes grupos concentrados de la economía y que no resuelven la inflación, la pérdida de puestos de trabajo, y la disminución de derechos. Es importante tener una activa presencia en la calle para manifestar el repudio a este proyecto y al presupuesto que nos va a condenar a partir del 2019”, explicaron desde Amsafé y confirmaron que no habrá clases en las escuelas públicas ni lunes ni martes.
Las oficinas del Estado tampoco atenderán.

El martes

No habrá taxis ni colectivos. “A partir de las 00 del martes habrá paro general. Así lo resolvió el consejo directivo nacional. No estoy de acuerdo porque me parece una medida política que no soluciona nada. Pierde el país y los trabajadores. Entiendo el sindicalismo de otra manera”, dijo el secretario general de Unión Tranviarios Automotor Rosario (UTA), Manuel Cornejo. El dirigente habló de la necesidad de recomponer los salarios y avanzar hacia un plan de lucha con paros sucesivos cada semana. Las escuelas privadas tampoco dictarán clases ya que los docentes nucleados en Sadop se sumarán al paro del martes.

Los trabajadores municipales de toda la provincia acatan la medida de fuerza. En Rosario garantizarán guardias mínimas en los hospitales y Defensa Civil. El gremio de Recolectores de Rosario conducido por Marcelo Andrada confirmó la adhesión por lo que no habrá servicio en Rosario y en la provincia de Santa Fe. Tampoco habrá expendio de combustible. Los bancos permanecerán cerrados ya que el gremio adhirió a la medida.

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM), los trabajadores de carga y descarga de cereales de barcos también van a adherir al paro. “Estamos en constante estado de alerta y debemos enfrentar en la calles a las políticas del gobierno nacional”, dijo el secretario general de la Asociación Personal Junta Nacional De Granos (APJNG), René Gonzales.

También se sumarán los trabajadores del correo y el sindicato gastronómico, pero no se sumará a ninguna movilización. “Sólo invitaremos a los compañeros donde las patronales obliguen a ir a trabajar a sumarse a la medida. Es bienvenido por los trabajadores de la actividad que se sienten más acompañados”, dijo Sergio Ricupero, secretario gremial del sindicato.

No habrá actividad en empresas cerealeras ni aceiteras del gran Rosario. Los telefónicos también se sumarán a la medida de fuerza. No funcionarán cabinas de peaje en rutas nacionales y provinciales en todo el territorio santafesino. También pararán los trabajadores de Dragado y Balizamiento, de las automotrices, y hasta los encargados de edificio nucleados en el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SuteryH).
Los trabajadores de Pami Rosario adherirán y habrá guardias mínimas en las clínicas y sanatorios privados de Rosario y el sur provincial. No habrá actividad en dependencias provinciales y los trabajadores de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) y Obras Sanitarias mantendrán guardias mínimas.

“El documento del plenario de secretario generales de la CGT sintetiza el posicionamiento del movimiento obrero organizado”, dijo Héctor Brizuela, integrante del gremio petrolero, una de las organizaciones sindicales del cordón industrial. La intersindical movilizará y participará de un acto en la Esquina de los bancos en San Lorenzo. También se sumarán al paro los trabajadores petroquímicos, los trabajadores municipales de Granadero Baigorria, Tambúes, Capitán Bermúdez, San Lorenzo, Fray Luis Beltrán y Puerto San Martín. Los trabajadores químicos de San Lorenzo garantizarán guardias mínimas en cada fábrica. También lo harán los petroleros y ceramistas. “Nuestro sector viene muy golpeado por las políticas económicas de este gobierno y es necesario que entiendan que hay que cambiar el rumbo o todo terminará muy mal”, dijo Juan Moreyra, secretario general del gremio.

Comentarios