Edición Impresa, Política

Comisión investigadora: el macrismo en la encrucijada

La oposición sólo le dejó cinco lugares. En el PRO discuten si la van integrar o si judicializan el tema.

El macrismo evaluará durante el fin de semana largo que comienza hoy si integrará o no la comisión investigadora con la que avanzó la oposición en la Legislatura porteña, en la que sólo le dejó cinco lugares al PRO, y decidirá además si judicializará la cuestión. En tanto, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, deslizó que no irá a declarar cuando lo convoque la comisión porque la misma “no respeta la Constitución de la ciudad”, dijo.

El bloque del PRO en la Legislatura porteña, encabezado por Cristian Ritondo, mantendrá una reunión el martes para definir una postura, pero mientras tanto habrá contactos informales con Macri, quien será investigado por la comisión en el marco del caso de espionaje.

En diálogo con Noticias Argentinas, Ritondo manifestó que su opinión personal es “no integrar la comisión y judicializar” el caso, por entender que la oposición no respetó la proporcionalidad de la Legislatura porteña, donde el macrismo tiene 24 bancas contra 36 opositoras.

El jefe de la bancada macrista remarcó que ésa es su “postura personal hasta ahora” pero que la decisión final “se hablará con todo el bloque” de legisladores, al tiempo que aseguró que “no se descarta nada”.

“Yo insisto en que es una comisión fusiladora. Queda demostrado el golpismo en algunas frases de los diputados de la oposición”, sentenció Ritondo.

Sin embargo, dentro del bloque oficialista otros legisladores consultados por NA consideraron que “el PRO no puede quedarse afuera de la investigación, sin que esto signifique convalidar la maniobra de la oposición”.

“Estamos analizando. Nos vamos a tomar estos días, aprovechando el feriado. Cuando sea notificada la resolución sobre la conformación de la comisión investigadora, decidiremos”, afirmaron las fuentes consultadas.

Según pudo saber NA, en el Ejecutivo tampoco están convencidos de negarse a integrar la comisión, porque eso le dejaría el escenario abierto a la oposición para cargar contra Macri durante toda la investigación sin defensa posible dentro de ese cuerpo legislativo.

En esta línea, Macri también podría descartar la idea de integrar la comisión investigadora pero, paralelamente, judicializar la cuestión, porque eso no sería una postura clara.

La necesidad de asumir una posición ante el escenario político que se viene se debe a que, a pesar de la insistencia del macrismo para conseguir siete lugares entre los 17 legisladores que integran la comisión investigadora, sólo obtuvieron cinco.

En la sesión del último miércoles, además, el oficialismo propuso 20 integrantes para el órgano investigador, pero la oposición rechazó la iniciativa y el PRO denunció que se estaba violando la Constitución de la ciudad, al no lograr la representación que pretendía en la comisión.

Por su parte, Macri dijo ayer: “Tenemos que terminar de evaluar lo que pasó. Yo dije que colaboraba si se hacía algo serio, pero esto que hicieron no está bien”. En este sentido, explicó que la flamante comisión “no respeta la Constitución de la ciudad, que establece una determinada proporción en la integración de todas las comisiones; no respeta lo que votó la gente”.

“Lo que más me sorprende es la doctora (Elisa) Carrió. Ella se había comprometido con nosotros a respetar la Constitución, a defenderla, y sus diputados hicieron todo lo contrario, cerró.

Comentarios