País, Política

evalúan medidas de fuerza

Comisión bancaria golpea a estaciones de servicio

Empresarios locales se quejaron del cobro del 1% para depósitos en efectivo que habilitó el Banco Central. Se suma a la baja rentabilidad que acarreaban. Peligran comercios y puestos de trabajo. No descartan medidas de fuerza.


A las estaciones de servicios ya no les dan los números. La recuperación del precio del petróleo no se ve reflejada en una mayor rentabilidad y a esto se le suman comisiones bancarias que ponen en peligro a las más de 5.000 estaciones de todo el país. En la provincia de Santa Fe hay unos 545 comercios del rubro, más de 80 de ellos en Rosario. Los empresarios locales alertaron a El Ciudadano que hay locales con riesgo de cierre y puestos de trabajo que podrían perderse. No descartaron medidas de fuerza.

Las estaciones sólo ganan el 10% del precio final del combustible; con eso deben cubrir costos operativos y salarios. Un 42% son impuestos y el resto se lo quedan las petroleras. Por una resolución del Banco Central, desde marzo pasado los bancos están habilitados a cobrar a las empresas el 1% de sus depósitos en efectivo, lo que afectó principalmente a los estacioneros.

“Es una cifra muy alta”, señaló Rubén Fernández, vocal de la Cámara de Estaciones de Servicios, Garages y Afines de Rosario (Cesgar). El gobierno de Mauricio Macri había argumentado que su decisión tiene como objetivo desincentivar el uso de efectivo en estos comercios, debido a que son presa fácil de los asaltantes.

Un estudio de rentabilidad elaborado por la Cesgar, en conjunto con la Universidad Nacional de Rosario, reveló que para que una estación sea rentable debe vender 346.500 litros por mes, cifra similar al dato de julio, lo que indica que el aumento en el precio del combustible no mejoró la rentabilidad. El volumen de venta actual en Rosario ronda los 300.000 litros.

Tarjetas, un dolor de cabeza

El 60% de los combustibles se paga con tarjetas de crédito. Pero el dinero llega a la cuenta de los empresarios estacioneros recién a los 28 días de la compra. El banco aquí se queda con el 1,5%.

“Nosotros pagamos el combustible de contado a las petroleras y cuando lo vendemos nos pagan a los 28 días”, comparó Fernández. Al ser tan alta la carga impositiva de los combustibles, el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines (Ceca) de la ciudad de Santa Fe, Ricardo Bertola, dijo: “Estamos financiando 28 días de impuestos al gobierno nacional. Nos parece una locura”.

Una advertencia, por ahora

Los representantes de las cámaras de Rosario y la capital provincial coincidieron en que muchas estaciones de servicio corren riesgo de cierre. En toda la provincia, unos 7.000 empleos dependen de la actividad.

Según Fernández, ya se realizó un ajuste, pero sin despidos: “Si un trabajador se jubila o decide irse, no se repone”.

Como medidas de fuerza, las cámaras evalúan cerrar por la noche (dejando unas pocas estaciones de turno) o dejar de aceptar tarjetas de crédito. Por ahora está descartado un lockout, ya que para que sea efectivo deben ponerse de acuerdo todas las cámaras del país, nucleados en la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha).

Fernández adelantó que la semana que viene las cámaras empresarias tendrán una reunión con representantes del Ministerio de Energía, que conduce Juan José Aranguren. El 30 de octubre pasado se juntaron con directivos de la petrolera estatal YPF.

Petroleras analizan aumentar esta semana la nafta entre un 6 y 10%