Policiales

Crimen de Demarre

Comisario afirmó que única testigo no reconoció al tirador

Era jefe de la seccional 16 en 2013, cuando mataron al dueño del boliche frente al cual asesinaron al Pájaro Cantero.


El debate por el crimen de Diego “Tarta” Demarre, se sigue ventilando en el Centro de Justicia Penal, en el marco del juicio a Los Monos. La víctima fue asesinada al día siguiente del crimen del líder de la banda de La Granada Claudio “Pájaro” Cantero y era el dueño del boliche, a metros del cual, se produjo este homicidio. Todos los testigos de este jueves fueron de procedimiento: policías que contaron la labor que desarrollaron tras el crimen, entre ellos el entonces jefe de la comisaría 16 que, el día del hecho, tomó declaración a la viuda y obtuvo la filmación de la cámara de seguridad que había en la casa de Demarre, en Seguí y Maipú, frente a la cual se produjo el asesinato.

Diego Oscar Alberto Demarre tenía 32 años. El 27 de mayo de 2013 fue a Tribunales para desvincularse del crimen del Pájaro. No llegó a declarar y volvió al mediodía con su mujer a su casa en una Peugeot Partner gris. Manejaba por bulevar Seguí y, al llegar a la altura del 900, dobló en U para estacionar frente a su vivienda. Cuando intentaba hacer esa maniobra un auto blanco se le puso a la par y desde el interior le dispararon. Demarre recibió 5 tiros. Murió tras una intervención quirúrgica en el Heca. En la calle quedó una vaina servida calibre 9 milímetros.

Uno de los primeros en llegar a la escena del hecho fue el entonces jefe de la seccional 16  Gustavo Bella, hoy jefe de la unidad investigativa de PDI, pero ya no estaba la Partner ni Demarre, en el lugar, dijo. Entonces fue al Heca. Allí encontró a Betiana Quintana, mujer de la víctima, y le tomó declaración. Explicó que estaba nerviosa por la situación y le contó que había acompañado a su pareja a Tribunales porque éste quería ponerse a disposición de la Justicia por el crimen de Cantero, ya que era dueño o regenteaba el boliche Infinity Night, a metros del cual ocurrió el homicidio, y temía represalias de la familia, dijo.

La mujer afirmó que no reconoció a los agresores, no sabía quién fue, dijo Bella. En cuanto al auto primero le relató que fue un Volkswagen Bora blanco, aunque al final sólo aseguró que era un auto blanco. Otro de los datos que brindó fue que Demarre le subalquilaba el boliche a Piqui (sobrenombre de Oscar Aguirre, asesinado en 2014 y cuya declaración se incorporó al debate este miércoles), quien el día de la muerte de Cantero estuvo como hasta las 4 en el local y se fue a su casa a descansar, repitió el comisario.

Finalmente, y tras las pericias de rigor, Bella dijo haber remitido a la comisaría la Partner –el utilitario estaba en el Heca, ya que la mujer de Demarre lo usó para trasladarlo–, pero antes fueron a la casa de la víctima. Allí observa una cámara de vigilancia que apuntaba hacia la calle. La mujer le dijo que la consola estaba en el comedor. Con autorización judicial observaron y secuestraron el material fílmico.

Bella hizo un relato del video. “La Partner estaba como parada, esperando la habilitación del paso del carril que va hacia el oeste. Cuando estaba parada, se ubica el auto blanco del lado de la víctima y es cuando se produce el deceso”, explicó. En la consola había un papel con un número de teléfono anotado y la palabra papá. Bella tomó el dato y junto al número de celular de la mujer pidió una prueba pericial sobre ambos números telefónicos.

Por el caso Guille Cantero está acusado como autor material, Andrés “Gitano” Fernández como partícipe primario (sospechado de ser el chofer del tirador), y Jorge “Ema” Chamorro y Leandro “Gordo” Vilches como partícipes secundarios.

Si te gustó esta nota, compartila