Edición Impresa, Espectáculos, Teatro

"La denuncia"

Comedia del Arte con la impronta de Molina Campos


El sábado 19 de agosto, a partir de las 21, desembarcará en el Teatro Municipal La Comedia (Mitre y Ricardonde) otro imperdible del teatro porteño contemporáneo. Se trata de La Denuncia, del actor, director y dramaturgo santafesino Rafael Bruza, uno de los creadores del mítico Equipo de Teatro Llanura de la ciudad de Santa Fe.

Con un elenco de grandes actores integrado ahora por Gastón Ricaud, Federico Cécere, Nestor Caniglia y Marcelo Curotti, la obra cuenta con música original de Esteban Ruiz Barrea y dirección general y puesta en escena del actor y director Claudio Martínez Bel.

La obra relata en tono hilarante una historia de pago chico en la que una mujer viuda llega a una comisaría para denunciar a un hombre que vivía con ella pero que luego dejó embarazada y convivió con su hija mayor y más tarde huyó de la casa con la menor. En su denuncia, y tal como queda registrado en el expediente policial, la mujer solicita se detenga al hombre, fogonero del ferrocarril, y que se lo haga volver a la casa, para casarse con quien él quiera de las hijas, obligándolo a mantener el hogar de las tres mujeres, personajes que aquí son interpretados por hombres.

“Una denuncia verídica ocurrida en 1909 introduce a los espectadores en una pintura de Molina Campos (esa es la estética elegida), de la Comedia del Arte o del más puro sainete porteño, pero en esta puesta tienen además una impronta campera, de tierra adentro, con la potencia de esas voces que todavía resuenan en muchos de nosotros”, adelantan desde la producción.

Y agregan: “Entre máscaras y pelucas desfilan personajes de milonga, chamamé y polca rural que serán el reflejo del patrimonio cultural tradicional. La  hilaridad que produce el relato y el universo creado por este dispositivo escénico darán el marco necesario para transportarnos cien años atrás y poder reírnos con soltura. El resto, lo más importante, es el talento de los actores, verdaderos artífices de todo hecho teatral”.

“Nosotros no tenemos Comedia del Arte pero sí hay toda una tradición de comedia argentina: tenemos el sainete con personajes arquetípicos y también tenemos la comedia gauchesca que funcionó muy bien en su momento histórico, entonces la idea de esta puesta fue pensar el trabajo de las máscaras como algo propio y local, como si hubiera existido de antes, como si formara parte de una tradición preexistente”, destacó Martínez Bel a la agencia de noticias Télam al momento del estreno porteño, sobre el rótulo de “comedia del arte criolla” que lleva como marca La Denuncia.

“Además –destacó el director–, siempre quisimos que esto no se convirtiera en una especie de burla ni ironía del material original sino que buscamos representar eso que ocurrió y, en ese sentido, las máscaras hacen posible un distanciamiento muy interesante, al mismo tiempo que producen una gran empatía con el espectador”.

Comentarios