Ciudad

Que te quiero verde

Colocarán 9.000 árboles nuevos: planean llegar a un total de 500.000 este año

Unos cuatro mil correrán por cuenta del municipio y los demás serán parte de actividades colaborativas con vecinos y vecinas. La inversión, que financiará también el mantenimiento, será de 111 millones de pesos para 2019. Invitan a ciudadanos a plantar en las cazuelas vacías de las veredas


La Municipalidad de Rosario apuesta a plantar 9 mil árboles para alcanzar a casi medio millón de ejemplares en la ciudad cuando termine este 2019. La intendenta Mónica Fein, que estuvo en la presentación del plan de gestión de arbolado para este año, adelantó que “este compromiso requiere recursos”, y habló de una inversión de 111 millones de pesos para la colocación y el mantenimiento de los espacios públicos de la ciudad.

“Nos enorgullece saber que nuestros vecinos y vecinas han salido a tomar los espacios públicos, por fuera de los picnics nocturnos y otras actividades que programamos”, señaló Fein en una acto este lunes por la mañana en el Vivero Municipal de Moreno al 2400. Estuvo acompañada por la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello; la subsecretaria de Ambiente, María Cecilia Álvarez, la concejala Verónica Irizar, directores y personal de la Dirección de Parques y Paseos, entre otros. “Entre todos tenemos que cuidarlos porque es el espacio donde podemos lograr una sociedad mejor”, concluyó la mandataria.

Acumulado

La subsecretaria de Ambiente, Cecilia Álvarez, sostuvo: “Venimos implementando desde hace años un plan de gestión y siempre hay que redoblar esfuerzos. Cuatro mil árboles los colocará el municipio y 5 mil los haremos en actividades colaborativas, como fue el voluntariado, las plantaciones participativas y entrega de árboles a vecinos que han sido muy bien recepcionadas”. Además, contó que tiene como prioridad la reparación de veredas dañadas por el arbolado en algunos barrios. En paralelo, atenderán a las consecuencias de las fuertes tormentas que se producen en la ciudad y tienen un impacto sobre el estado del arbolado urbano.

Sobre las especies a plantar, Álvarez dijo que serán fresnos y liquidámbar, entre otras. “Son especies nativas que mejor se adaptan a esta zona y que provienen del Vivero de Nativas emplazado en el Bosque de los Constituyentes, donde hay miles de árboles en crecimiento, con los que ya se forestan diversos espacios verdes de la ciudad”, agregó e invitó a  vecinos y vecinas de la ciudad que tienen sus cazuelas vacías a pasar por la Dirección de Parques y Paseos (Moreno 2450) para retirar de manera gratuita ejemplares y plantar en vereda de su casa.

El plan

En 2019 la Municipalidad de Rosario planificó intervenir 100 casos del arbolado urbano por día, haciendo foco las demandas ciudadanas. Estos trabajos de poda y escamonda son necesarios para preservar los ejemplares en buenas condiciones, prevenir posibles inconvenientes ocasionados por el natural desarrollo de los árboles y armonizar la presencia de éstos en el medio urbano, convirtiéndolos en un patrimonio natural de disfrute para los ciudadanos. Rosario cuenta con aproximadamente 450.000 árboles, y si pensamos en una población de alrededor de un millón de habitantes, el resultado arroja la existencia de casi 1 árbol cada 2 habitantes.

“La tesis que precisa que los árboles mejoran la calidad de vida y la salud de las personas se confirma día a día. Las ciudades con mayor forestación logran reducir el estrés y la ansiedad de la vida urbana. Comprobarlo es muy fácil, sólo hay que pensar a qué niveles llegarían los ruidos de las grandes ciudades sin árboles que absorban la contaminación sonora, por poner un ejemplo”, explicaron desde el municipio y completaron: “Un árbol grande puede absorber 150 kilos de dióxido de carbono al año y filtrar a la vez las partículas contaminantes del aire. Además, aumentan la biodiversidad urbana, contribuyen a la regulación térmica, aportando a enfriar el aire entre dos y ocho grados, de modo tal que pueden reducir en verano la necesidad de aire acondicionado en un 30%. Los árboles de las grandes urbes regulan el flujo del agua y cumplen un importante rol en la prevención de inundaciones y en la reducción de riesgos de desastres naturales. Un árbol puede captar más de 15.000 litros de agua al año”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios