Edición Impresa, El Hincha

Clima descomprimido

El plantel de Central Córdoba cobró el resto de enero y esta tarde recibirá a partir de las 15.30 al irregular Villa Dálmine en el Gabino Sosa. El charrúa presentará dos cambios.

Por lo menos el ambiente es totalmente distinto al de la semana pasada. Luego de cobrar la deuda pendiente del mes de enero, el plantel decidió levantar el paro y retomar los entrenamientos en el Gabino Sosa, donde esta tarde desde las 15.30 Central Córdoba estará recibiendo la visita del irregular Villa Dálmine, con el objetivo de volver al triunfo tras el empate sin goles cosechado la fecha pasada en la visita a Midland. El encuentro, correspondiente a la 33ª fecha de la Primera C, será dirigido por Sebastián Breaba.

Tras once días de medida de fuerza, el miércoles apareció la plata y los jugadores resolvieron volver formalmente a las prácticas en la jornada siguiente, con la promesa de los dirigentes de que ayer viernes iban a estar cobrando un porcentaje de febrero.

Pero en el entrenamiento matutino de ayer el presidente Jorge Cornú se reunió con los jugadores con la intención de pedirles un poco de tiempo extra para reunir el dinero. Al final, el máximo directivo logró llegar a un acuerdo con los futbolistas y se comprometió a abonar el próximo miércoles la primera cuota de febrero, con la idea de saldar el resto de la deuda lo antes posible.

Con lo institucional en orden, en lo estrictamente futbolístico el técnico Marcelo Vivas dispuso dos variantes con respecto al equipo que viene de igualar 0 a 0 con Midland.

Con al arquero Juan Cruz Leguizamón descartado debido a un fuerte cuadro gripal, bajo los tres palos volverá a estar Leonel Poropat, de buena tarea cuando le tocó atajar ante J. J. Urquiza (0-0) en la 29ª fecha.

Además, el juvenil Ezequiel Lazo compartirá dupla de ataque junto a Alejandro García en lugar de Alejandro Fiorina, quien debió ser operado de urgencia por una apendicitis y estará inactivo durante varias semanas.

El Charrúa necesita un triunfo para ir asegurando su lugar en el torneo Reducido de final de temporada, pero más aún para ir agarrando confianza de cara al durísimo cierre de campeonato que se avecina a partir de la próxima fecha: como visitante ante San Miguel, de local con Liniers en la 35ª, a Remedios de Escalada en la 36ª para enfrentar a Talleres, con Berazategui en el Gabino en la penúltima fecha y frente a Excursionistas en barrio Belgrano en el cierre del campeonato.

Comentarios