Espectáculos

"Me reciclo todo el tiempo"

Ciro Fogliatta adelanta detalles de “Pido demasiado”

Ciro Fogliatta repasa su historia y adelanta detalles de su nuevo disco “Pido demasiado”.


“Rosario es como mi madre”, dijo Juan Ciro Fogliatta, nacido en esta ciudad en 1943. Sus padres, una rosarina de nacimiento y un entrerriano, vivían en la bajada de calle Córdoba, junto al Monumento a la Bandera. Después se mudaron cerca de plaza Pringles, pero su adolescencia la pasó en zona sur. Fue ahí, cerca del Club Tiro Suizo, donde empezó el rock para Fogliatta. “Además, tenía mi familia cerca del club  Caoba. Ahí armamos la primera banda de rock”, rememoró el músico. Y continuó: “Teníamos una jazz band; antes de dedicarme al rock ya sabía lo que era el blues. Me encontré con Juan Carlos Pueblas, el guitarrista de Los Gatos Salvajes, y una cosa fue llevando a la otra, aparecieron The Wild Cats”.

Esa fue la primera banda de Fogliatta, después vinieron Los Gatos Salvajes con los que escribió las primeras letras del rock en castellano. “Todos tenemos talento para algo; yo lo tenía dormido. No tengo muchos estudios de piano. Sé cómo funciona la música pero me hice solo. En los 60, las bandas de rock eran muy autodidactas. Un gran músico autodidacta de Rosario fue Oscar Moro. El mismo Litto Nebbia lo fue, aunque su padre era un cantante muy bueno”, relató.

Más de 50 años pasaron desde aquel momento. Fogliatta editó recientemente un nuevo disco solista: Pido demasiado. En la tapa está él, su versión de juventud montado a un elefante, y otra actual que lo mira desde abajo. “Hay un mensaje en la tapa”, dijo entre risas. “«Pido demasiado» (el tema) dice que quiere una casa muy grande, un elefante. Pero el estribillo dice que si pido demasiado me quedo con el amor. En la tapa estoy yo joven, con mucha ambición. Y abajo lo estoy mirando como diciendo: «Este pibe ya va a aprender»”, explicó.

“Siempre se habla de qué músico es más reconocido, y cuál no; quién empezó. Creo que en la música hay que tener ambición para tener una carrera, conozco muchos músicos muy buenos que se quedan en sus casas”, opinó.

El sentir del vivo

A Fogliatta le gusta el “directo” como él nombra los shows en vivo. “Con Los Wild Cats y Los Gatos Salvajes tocamos como trescientas veces en un año. Grabar ya es una cosa testimonial que la tenés que hacer. Ahora, el rock se intelectualizó un poco, y requiere toda una presencia técnica, de equipos. Es difícil tocar tanto como tocábamos antes”, analizó.

Pido demasiado suena a un rock más bailable aunque toma e incorpora otros géneros dándole prioridad a las canciones. “Hay que trabajar el estilo”, precisó. “El rock en español es un invento nuestro o no un invento, pero sí lo hemos desarrollado sin parar. De esa época (la de Los Gatos, banda sucesora de los Gatos Salvajes) no paró, siguieron saliendo figuras. Los Gatos fue una banda muy popular, de otra época; si hubiésemos estado ahora hubiese sido terrible. Había menos público pero Los Gatos estuvieron en los rankings de toda Sudamérica. En Rosario hay muchas figuras, movimientos. Yo estaba en España cuando apareció La Trova”, recordó sobre los 20 años que vivió en España después de su paso por grupos como Polifemo y Los Desconocidos de Siempre (la banda de Nito Mestre).

En Pido demasiado, Fogliatta contó con la colaboración de músicos como Juanse de Ratones Paranoicos, Juan Cruz de Urquiza, Alambre González y Nito Mestre, además de la producción de la dupla compuesta por Pablo Guyot y su viejo compañero en Los Gatos, Alfredo Toth. “Es un disco muy producido. Ellos tienen mucho prestigio”, contó quien realizó este disco acompañado por Las Blusettes, la banda de chicas con las que, cambios de formación mediante, también grabó su disco anterior, titulado El rey del rock and roll.

Aires que se renuevan

“Me reciclo todos los días. De hecho: creo que he tocado casi siempre con músicos más jóvenes que yo”, se confesó. Y aseguró que Las Blusettes llegaron a su carrera “de casualidad”. “Tenía una presentación en Mendoza y podía llevar sólo un músico. Conocí una chica que tocaba la batería, muy jovencita. Pensé que en vez de irme con la guitarra podía ir con batería y estuvo bueno. Después llamamos una bajista y después, para un festival de blues que yo tocaba con Botafogo, se sumó una más. Le pusimos Las Blusettes a la banda y así tocamos”.

Consultado sobre si el rock supo ser un ambiente difícil para las mujeres, expresó tímidamente: “Sí, somos machistas. Y en los países latinos ni hablar, la mujer en general tiene que esforzarse más. En lo personal, me encontré con muchas mujeres muy talentosas. Hay muchas chicas que tocan muy bien”.

El festejo que no fue

La década del 60 es para Fogliatta una de las que más recuerda. “Cuando volví de España, se hablaba sólo de los 70, no podía meter bocado de los 60”, dijo entre risas. Pero en los últimos años, con la conmemoración de los 50 años del rock en castellano, los 60 pasaron al frente, sobre todo en Rosario donde se realizaron muchos festejos. Pero él “no tuvo la suerte”, dijo. “Nos ofrecieron celebrarlo en el Colón pero Litto (Nebbia) no quiso. Era interesante, pero sin él era imposible. Me quedé con ganas”, confesó con nostalgia.

A bailar el rock

Acerca de si Pido demasiado es un disco bailable, respondió: “¡Ojalá!”. “Estuve siete años en San Telmo en una jam y me encantaba cuando la gente bailaba. Cuando tocábamos temas de Chuck Berry bailaban hasta las paredes”, rememoró.

Consultado sobre con qué bandas actuales trazaría un puente al pasado, opinó: “Todas las bandas que tienen su sello nos representan. Conocí a Ale Kurz de El Bordo, que es una banda joven que me hace acordar a mis primeras bandas, porque se conocieron en el colegio secundario”.

“Hay bandas impresionantes. He tocado con Divididos que me da lástima que no sean conocidos en el mundo porque suenan mejor que U2, son bárbaros. A mí me representan todos los que tienen esa pasión”, concluyó Fogliatta.

Para agendar

Ciro Fogliatta & Las Blusettes presentan “Pido Demasiado” este viernes, a las 21.30, en el Gran Salón de la Plataforma Lavardén, de Sarmiento y Mendoza.

Si te gustó esta nota, compartila