El Hincha

Tenis

Cincinnati tiene una final entre leyendas

Roger Federer y Novak Djokovic van por el título en el Masters 1000.


El suizo Roger Federer derrotó al belga David Goffin, quien tuvo que retirarse en el segundo set por problemas físicos, y ahora se enfrentará en la final del Masters 1000 de Cincinnati con el serbio Novak Djokovic en un encuentro que medirá trayectorias en el campeonato.

Federer sufrió para imponerse a Goffin en la primera manga, al tener que hacerlo en el “tie break” por 7-6 (7/3) y, a continuación, el belga debió apelar al médico por unas dolencias en un hombro.

“Me fijé en que no estaba sirviendo bien pero sólo después de que recibiera tratamiento me di cuenta que algo podía no ir bien. Podía ver que no estaba contento, pero pensaba que podría seguir”, apuntó el suizo sobre su rival y agregó: “Ahora voy a buscar recuperarme para mañana. Estoy contento de que hoy (el partido) fuera bastante fácil”.

Goffin intentó seguir sobre la pista pero con 1-1 no pudo más y entregó el partido a un Federer que ya ha ganado siete veces el campeonato y que ahora tendrá enfrente a un Djokovic que buscará el único Masters 1000 que le falta en su carrera.

El serbio, con un balance de 23 victorias y 22 derrotas ante Federer en una rivalidad que dura ya 12 años, se impuso en tres sets al croata Marin Cilic y clasificó por sexta ocasión a la final de Cincinnati con un sueño en mente: convertirse en el primer jugador de la ATP en alzarse con los nueve torneos de este tipo del circuito.

“Esta será mi sexta final y, con suerte, lo conseguiré (ganar) esta vez”, señaló el vencedor tras la contienda. El serbio, que arrancó la semana con problemas estomacales, fue creciendo en su juego con el paso de los días y acabó con Cilic en tres sets (6-4, 3-6, 6-3), en dos horas y 33 minutos.

“Es difícil. Estoy muy contento de llegar a la final aquí una vez más. (El partido) fue como una montaña rusa. Ha sido una semana difícil por los retrasos por la lluvia. He estado por detrás en mis últimos tres partidos pero conseguí remontar”, agregó.

El ex número uno del mundo y vigente campeón de Wimbledon salvó nueve de las 12 pelotas de “break” de las que gozó su rival, materializó cuatro de ocho y terminó derribando al gigante croata, de casi dos metros de altura.

Djokovic comenzó el encuentro al máximo, ya recuperado de sus molestias físicas, y ganó el primer set con autoridad. Sin embargo, en el segundo, Cilic encontró su mejor juego, basado en uno de los saques más poderosos del circuito (12 “aces”), y se llevó la segunda manga.

Pero en la tercera el serbio elevó de nuevo su nivel, estuvo más acertado que su contrincante con el primer saque y acabó llevándose una victoria que lo coloca ahora en la última instancia del último torneo previo al Abierto de Estados Unidos, del 27 de agosto al 9 de septiembre en Nueva York.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios