Policiales

Crimen de Marcos Guenchul

Cientos de personas pidieron justicia por el preparador físico asesinado

Manifestantes se juntaron en Mendoza al 4900 y coparon casi tres cuadras. Al menos 300 personas se convocaron en la zona oeste de la ciudad, la mayoría levantando carteles con la foto del rostro del joven asesinado y también remeras con su estampa y la leyenda “Justicia por Marcos”

Foto: Alejandro Guerrero

Más de un centenar personas se movilizaron este viernes por la tarde para reclamar por el esclarecimiento del homicidio de Marcos Alejandro Guenchul, el preparador físico de 32 años ejecutado de un tiro en la cabeza el martes pasado por la noche cuando salía del gimnasio donde trabajaba, en Mendoza y Sucre.

Los manifestantes se reunieron en Mendoza al 4900 y coparon varias cuadras. Al menos 300 personas se convocaron en la zona oeste de la ciudad, la mayoría levantando carteles con la foto del rostro del hombre asesinado y también remeras con su estampa y la leyenda: “Justicia por Marcos”.

Con la imagen del rostro de su hijo apretada contra el pecho, la madre de Marcos habló ante las cámaras de televisión: “Mi hijo era alguien que amaba la vida, vivía para su cuerpo, para su trabajo, mucha gente lo quería”, repitió sin consuelo la mujer.

“Marcos era pibe que se preocupaba por todos”, agregó uno de los amigos del joven asesinado.

“Tenía mucha gente que lo quería, por eso esta multitud hoy. No hay muchas palabras en este momento, sólo queremos que la Justicia se mueva lo más rápido posible. Acá lo que pasó fue grave y en Rosario esto pasa cada vez más seguido. La vida no vale nada”, siguió el muchacho.

Un tiro fatal a la salida del trabajo

Minutos antes de las 22 del martes pasado, Marcos salió de trabajar en el local de Mendoza 4936 donde se practica entrenamiento funcional. Caminó hacia Sucre, hizo 25 metros y allí dos hombres se le pusieron por detrás y uno de los le disparó en la cabeza. Otro balazo impactó en la fachada de un edificio.

Guenchul quedó tendido en la calle y a los pocos minutos llegó personal de Comando Radioeléctrico. Una versión que circuló desde un primer momento, sostuvo que los agresores huyeron en un auto negro, agregaron los voceros.

A las 22.15, la víctima ingresó al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) y tras varias horas de agonía le diagnosticaron muerte cerebral. Sus familiares decidieron donar sus órganos.

Este viernes, una multitud marchó pidiendo justicia por el crimen.

Postales de la marcha

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios