Ciudad, Edición Impresa

Otro reclamo a pura voz de mujer

Cientos de personas marcharon en repudio a la violencia contra las mujeres

Al canto de “NI una menos, vivas nos queremos”, hombres, mujeres y niños se movilizaron al Monumento a la Bandera en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres.


En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, cientos de personas se concentraron ayer por la tarde en la plaza Montenegro y marcharon, cargando banderas y pancartas de distintas organizaciones, al grito de “¡Ni una menos, vivas nos queremos!”. El reclamo, que ya es un hito en la ciudad desde hace varios años, terminó entrada la noche en el Monumento Nacional a la Bandera.

Mientras las columnas integradas por mujeres, hombres y niños se dirigía hacía el Monumento, el ambiente que se vivía era de armonía, pero también con pedidos enérgicos a las autoridades después de que la concejala del Frente para la Victoria, Norma López, difundiera la cantidad de femicidios ocurridos en lo que va del año, con cifras que superaron a las de 2015 (ver aparte).

Voces que se hacen oir

Durante el trayecto Natalia Soroki, de la agrupación Ateneo John William Cooke (nombrada así en honor al militante del peronismo de izquierda fallecido en 1968), contó a El Ciudadano que “son muchas las cosas” que la movilizaron para participar del encuentro de ayer.

“Todo lo que está pasando en el país con las mujeres, el aborto libre, legal y gratuito y el poder lleva adelante la ley de Protección integral de violencia contra las mujeres”, agregó la joven.

Otra de las manifestantes sostuvo que “los derechos que se piden no son recientes, pero en los últimos años se agravó la situación que viven las mujeres respecto de las muertes de muchas en manos de sus parejas, violadores o por asesinatos por el solo hecho de ser mujer”.

En tanto, María Amelia Rianio, del grupo de mujeres de la Corriente Nacional de la Militancia, contó a El Ciudadano que su participación en la marcha viene desde hace muchos años, que la organización que integra es una de las pioneras en la defensa por los derechos de las mujeres, de los lugares que ellas deben ocupar en la política y de todo aquello que a su identidad y defensa se refiere.

“Particularmente nosotros todos los 25 de noviembre, desde hace varios años, venimos explicando el caso de las hermanas Mirabal, de cómo ocurrió el caso y por qué”, explicó la mujer, haciendo referencia al motivo por el cual se instauró la fecha como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres.

Justamente, el 25 de noviembre de 1960 las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal fueron detenidas por agentes del ejército de Rafael Trujillo en República Dominicana, y posteriormente las violaron y asesinaron.

Ellos las quieren libres

En la columna de gente que se dirigía hacia el Monumento había muchos hombres también. Gonzalo, militante de Franja Morada, llevaba orgulloso una bandera de su  agrupación y contó que “se trata de una lucha por los derechos de las mujeres que debe dar toda la sociedad”.

El joven también dijo que no debe haber diferencias y que “los hombres deben dejar de lado esas cuestiones de poder que creen que tienen sobre las mujeres, para así poder crecer en ese sentido”.

La marcha convocó a cientos de personas, entre las que estaban las concejalas de la ciudad, distintas agrupaciones políticas, referentes de los sindicatos Amsafé, Sadop, Prensa, como también militantes de la Central de Trabajadores Argentinos, Pan y Rosas, Alde y FOB, entre muchos otros.

Piden más intervención

La concejala justicialista Norma López cuestionó ayer las políticas de prevención y asistencia a las víctimas que lleva adelante el gobierno de Santa Fe.

“Volvemos a lamentarnos, el Estado sigue llegando tarde. Al día de hoy tenemos contabilizadas 32 víctimas fatales de violencia de género, superamos el número del 2015 y seguimos siendo la segunda provincia que más femicidios registra en el país”, sostuvo la edila.

Según el relevamiento del equipo de género que trabaja con López, que publica sus datos en un mapa interactivo en la web oficial de la edila, a poco más de un mes de concluir el 2016 las mujeres muertas ya superan las 31 registradas durante todo el 2015.

“Ni las multitudinarias marchas, ni los masivos reclamos, ni siquiera las mismas víctimas son suficientes para que el Estado ponga un freno a este delito que sigue creciendo”, expresó la edila.

“Tenemos una tasa de femicidios de 1,82 víctimas cada 100 mil mujeres, que duplica la tasa nacional de 1 víctima cada 100 mil mujeres. Los números son preocupantes y empeoran año a año a pesar de la mayor visibilización de la problemática”, agregó.

Según el mapa interactivo, Rosario es la ciudad con más víctimas (hasta ahora 15). Le siguen La Capital con 5, Departamento General Obligado con 3, hay 2 en el departamento Las Colonias y otro tanto en los de General López y San Lorenzo.

El municipio también aportó

El Instituto Municipal de la Mujer (IMM) realizó ayer una intervención urbana en el cruce de las peatonales Córdoba y San Martín para facilitar información que permita a las rosarinas identificar situaciones de violencia, y saber dónde hacer una denuncia o pedir ayuda. Para el evento se dispuso una mesa, cuyo lema fue Vivir sin violencia es posible, que invitaba a las mujeres al diálogo mientras compartían el tradicional ritual de pintarse las uñas. Allí, las especialistas de los diferentes equipos municipales escucharon a mujeres de todas las edades que se acercaron para compartir vivencias vinculadas con diferentes formas de agresión. “Mi marido me rompió el tímpano de una trompada” y “estuve alojada en un hogar de protección, yo sobreviví”, fueron algunas de las frases que soltaron preocupadas, avergonzadas o angustiadas algunas de las mujeres que se acercaron al lugar durante la jornada.

Un petitorio para que la Justicia se ponga a tono

Las mujeres también cuestionaron a la Justcia por el tratamiento de los casos. (Foto: Carina Ortiz).
Las mujeres también cuestionaron a la Justcia por el tratamiento de los casos. (Foto: Carina Ortiz).

Previo a la marcha que se realizó al Monumento, durante la mañana una organización identificada como el Colectivo Mujeres de Negro entregó un petitorio en Tribunales provinciales con un reclamo que se resumió en 8 puntos.

Allí se destacó el pedido de una “formación obligatoria en derechos humanos y violencia de género” a quienes integran el poder judicial; el cumplimento de la ley que prohíbe utilizar la mediación en los casos de ataques, y el “otorgamiento de garantía de patrocinio gratuito y especializado a las víctimas”.

En diálogo con El Ciudadano, María Pérez, integrante del colectivo, señaló que con el reclamo se buscó interpelar a la Justicia.

“También queremos que haya un seguimiento de cada caso porque la mayoría de las mujeres que han sido víctimas tenían varias denuncias dado que se había roto la restricción de acercamiento, lo que muestra que algo está fallando. Además, la mujer una vez que hace la denuncia tiene más miedo que antes porque no sabe dónde esconderse. Muchas veces tiene que salir de Tribunales con la resolución y llevarla a la Policía para que se notifique del caso, ya que en general no está notificada”, señaló la militante.

Tras eso, Pérez mencionó que existen innumerables inconvenientes con la línea nacional 144 (que atiende a las víctimas).

“Cuando llamás ahí te dan para que te comuniques al teléfono verde y si tenés Claro o Personal y no tenés saldo no te conecta. Por eso estamos pidiendo un número gratuito”, sostuvo.

La integrante de Mujeres de Negro también manifestó que la violencia contra las mujeres sigue en crecimiento.

“En el mes de octubre hubo un femicidio cada 16 horas. Es decir, 40 muertes. Y tenemos 29 asesinatos en lo que va del año hasta anteayer en la provincia de Santa Fe, cuando hubo 23 en todo el año pasado. Hay un recrudecimiento notorio”, sentenció.

Comentarios