Ciudad, Edición Impresa

De punta

Científicos trabajarán en un robot para desmalezamiento

Es un proyecto que reunirá a diversos investigadores del Conicet rosarino para crear una herramienta de gran utilidad; la idea primaria es que el aparato reduzca el uso de plaguicidas para que, en el futuro, evite utilizar agroquímicos en los campos.


Científicos rosarinos van a trabajar en el diseño y desarrollo de un robot desmalezador. Así lo anunciaron ayer desde el Conicet local, que explicó que se trata de una línea de investigación interdisciplinaria en la que van a participar todos los miembros del Centro Internacional Franco Argentino de Ciencias de la Información y de Sistemas (Cifasis, Conicet-UNR) y apunta a tratar un problema clave del sector agropecuario: la presencia de malezas en los suelos aptos para la siembra.

El director del Cifasis, Pablo Granitto, investigador independiente del Conicet,  indicó: “De manera conjunta entre todos los grupos de investigación vamos a desarrollar un software para aplicar a un robot desmalezador, que va a servir como plataforma de prueba de muchas aplicaciones que ya se realizan en el instituto, como control, visión por computadora y manejo de energías renovables y será la oportunidad de experimentar nuevos desarrollos. Con este trabajo queremos tener un proyecto bandera que nos una a todos y que se relacione con la idea que propuso Conicet: que haya un proyecto del instituto que guíe a todos los integrantes a seguir un camino en común”.

Respecto del robot que proyectan construir, Granitto describió: “Va a ser fabricado con piezas comerciales, ruedas de bicicletas adecuadas que le permitan navegar en el campo y una plataforma de aluminio; va a ser una construcción liviana y simple, lo que importa es que sea útil para probar ideas”.

Tener un robot les va a dar a los investigadores y becarios del Cifasis una buena plataforma de pruebas para sus avances en informática. “Antes hacíamos visión y ahora vamos a poder aplicar nuestras técnicas de visión a un problema muy concreto, que es seguir la maleza cuando el robot va avanzando. Quienes estudian control y sistemas dinámicos ahora van a poder probar sus métodos para hacer que el robot siga la trayectoria que ellos quieren; los que administraban energía lo hacían potencialmente en una casa con modelos híbridos, ahora van a tener una plataforma con paneles solares, baterías, y ellos van a tener que hacer el mejor uso de esa energía”, explicó el investigador.

Doblemente verde

El proyecto está pensado en dos etapas, se informó desde el Conicet. Ambas incluyen la aplicación de tecnologías amigables con el medio ambiente: en la primera está planteado que el robot navegue, detecte la maleza, se posicione sobre ésta y la riegue, es decir, se apunta a hacer una fumigación selectiva con el propósito de reducir la cantidad de agroquímicos que se esparcen en el ambiente. “En tres años tenemos que tener funcionando la plataforma, navegando en el campo. Queremos tener un prototipo rápido y después trabajar en mejorarlo, en hacerlo navegar cada vez mejor”, enfatizó Granitto, quien añadió: “A corto plazo vamos a lograr una tecnología que podría ayudar a reducir el uso de agroquímicos”.

Una segunda parte del proyecto incluye el desarrollo de un manipulador que actúe sobre la maleza y la destruya mecánicamente y no mediante el uso de químicos. Esta etapa está pensada para llevarse a cabo en conjunto con la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la UNR, que tiene un grupo especializado en electrónica.

El director del Cifasis explicó que una de las ventajas de desarrollar este tipo de tecnología es que una vez creada se puede aplicar a otros dispositivos.

“Si hacés una mejor tecnología de navegación del robot, la podés usar en los tractores actuales, incorporar detección a una tecnología estándar; es decir, sacar pedazos de estas tecnologías y transferirlas. En general el proyecto está pensado como un desarrollo conjunto, que plantea muchas acciones, que se van a usar para hacer el robot, pero a su vez son aplicables por separado”, contó Granitto.

La ciencia juega de local

Desde su creación, el Cifasis no sólo realiza estudios de informática teórica, sino que también se dedica a la investigación aplicada a la zona de interés de Rosario y siempre estuvo orientado a resolver los problemas de la región, cuya principal producción es el campo.

“La Agroinformática es una las líneas de investigación prioritarias, porque es lo que necesita la gente, es donde hay más pedidos y hay mucha  tecnología para desarrollar, herramientas que se pueden mejorar. Creo que la informática no está en el campo como debería estar, como podría estar”, consideró Granitto.

“Hay mucha gente trabajando sobre el uso de imágenes en el campo con tecnologías económicas, lo están realizando muchas empresas y seguramente van a necesitar colaboración. Nosotros creemos que se puede hacer mejor”, agregó el especialista sobre el actual trabajo en el campo y al aporte que desde el Cifasis pueden hacer con este proyecto.   “Planteamos un desarrollo de tecnologías potenciales, es un proyecto que ya empezarlo es un éxito, porque después todo es mejorable”, completó.

Comentarios