Ciudad

La chocó y huyó

Ciclista atropellada el 1º de enero pide al automovilista que se haga cargo

Marianela circulaba por Sarmiento al 3000 cuando un Toyota la embistió por detrás y siguió la marcha. Hay registro del incidente pero no puede identificarse la patente para dar con el conductor o conductora. Ella pidió testigos


A las 8 del primer día de 2019, Marianela Ojeda manejaba su bicicleta por Sarmiento al 3000. Iba despacio y por la derecha cuando un Toyota Etios blanco la chocó. La muchacha de 24 años rebotó en un vehículo estacionado y cayó al pavimento. Resultó con fisuras en cinco vértebras, distintas fracturas en las costillas, politraumatismos y hematomas en el cuerpo. El conductor del Toyota siguió la marcha sin detenerse. Ojeda y su familia reclaman que la persona se presente ante la Justicia y asuma su responsabilidad. El incidente quedó grabado por al menos dos cámaras de seguridad de una estación de servicios.

Según fuentes policiales, un hombre vio el choque pero no alcanzó a identificar la patente. Fue quien primero llegó para ayudar a Ojeda cuando aún ella estaba tirada en el piso, boca arriba y con la cabeza hacia un costado. Personal del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies) la revisó y le encontraron heridas en el cuerpo y traumatismos en las piernas.

Este miércoles a la mañana Ojeda contó a El Ciudadano lo que pasó mientras esperaba a que la atienda el médico. Dijo que tendrá que ser paciente porque la recuperación le va a llevar tiempo. “Pido a cualquier persona que tenga un dato para aportar o que sepa del accidente que vaya a la Justicia. Quiero que esto sea lo más ameno posible y poder estar tranquila. Supongo que esa persona no lo está así que sería bueno que nos saquemos el peso de encima ambos. Por favor”, declaró ante las cámaras de televisión este miércoles.

Según el parte policial, Ojeda perdió el conocimiento y no se acuerda nada de lo que pasó. Sólo que se despertó en la cama del hospital de emergencias Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), dolorida y con lesiones en el cuerpo.

Ojeda vive en Córdoba, pero por las lesiones que sufrió y los trámites dijo que se quedará en Rosario. Quiere el conductor o conductora se haga cargo de lo que hizo.

El choque quedó registrado por la cámara de videovigilancia de una estación de servicio. La madre de Ojeda grabó las imágenes de un monitor de la estación. Había viajado desde Córdoba apenas se enteró del incidente. Después subió el video a internet para acelerar la búsqueda de quien manejaba el Toyota.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios