País

Atrasan

Chubut: empieza el juicio contra joven cultivador de cannabis medicinal

La Justicia del sur lo procesó por tener 40 plantas que usaba para luchar contra la epilepsia que sufre desde que tiene 10 años. Pidieron una pena de prisión similar a la de un violador


La Justicia de Chubut empieza hoy el juicio contra Francisco Giovanoli, un cultivador de cannabis de 31 años que usaba las plantas para pelear contra la epilepsia. Desde las 17 los jueces Alejandro Ruggero y Nora Cabrera le achacarán haber cultivado unas 40 plantas en 2014 en su casa. El fiscal Teodoro W. Nurnbeg pidió una pena de 4 a 15 años de prisión. “Es la misma pena que le puede caber a alguien por una violación”, explicó Mariano Fusero, de la organización Reset, que se presentó como amicus curiae en la causa.

Según explicó el abogado especializado en Drogas y Derechos Humanos, giraron a los jueces casos en donde la Justicia argentina aplicó el fallo Arriola, que declaró inconstitucional la pena para consumo personal, en procesos a personas con hasta 150 plantas. “En todos los casos, como en el Giovanoli, no encontraron indicios de que las plantas que tenía eran para comercializar. Es insólito que a 10 años del fallo Arriola (originado en Rosario) la Justicia lleve a juicio a una persona por consumir, en este caso, para mejorar su salud”, dijo Fusero.

Giovanoli sufre de epilepsia desde los 10 años y en el 2000 empezó a usar cannabis para controlar la enfermedad. Llegada la ley que habilita el uso medicinal no cumplió con los requisitos para obtenerlo sin recurrir al autocultivo. Nación solo admitió que es válido en casos de epilepsia refractaria y en pacientes niños o jóvenes adultos. “No tiene un acceso legal. Y el Estado incumple con la que ley que define investigación en cannabis, pero que dio mil pesos por día en 2019 para lograrlo. No alcanza ni para los tubos de ensayo”, completó Fusero.

“Necesito que mi cerebro funcione de manera normal, no doparlo. Los cambios más notables fue cuando dejé la medicación tradicional en el 2012, podía pensar más rápido, tenía lecturas sostenidas, podía interrelacionar y hacer relaciones de conceptos de hechos sociales y políticos, todo eso con la medicación no pasaba“, contó Giovanoli al sitio Cholila Online.

El complicado camino de llegar al aceite de cannabis

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios