Ciudad, Edición Impresa

Accidente

Choque y drama en pleno centro

Un conductor de 50 años se desvaneció y terminó chocando su auto contra un utilitario estacionado en la zona de Mitre y Córdoba a primera hora de la mañana. Falleció poco más tarde en el Heca a consecuencia de un infarto masivo.


Un conductor de 50 años terminó falleciendo ayer luego de protagonizar un accidente de tránsito. El hecho ocurrió tras desvanecerse mientras conducía un Chevrolet Corsa color gris, lo que le hizo perder el control del vehículo que terminó colisionando contra otro durante la mañana, a metros de Mitre y peatonal Córdoba. La tragedia pudo haber sido mayor ya que el lugar se encontraba con muchas personas circulando aunque nadie en la parada de colectivos.

Quienes se encontraban en el lugar cuando ocurrió el accidente no podían salir de su asombro por el impacto de lo ocurrido. Según contaron testigos del hecho, Marcelo Carrillo –ese era su nombre– perdió el control del auto por el desvanecimiento y fue directo contra un utilitario que estaba estacionado.

Al ver el estado de Carrillo se llamó de manera urgente a personal del Sies, quienes lo atendieron en el lugar y lo terminaron llevando rápidamente hasta el Heca, donde murió a causa de un infarto masivo que había sufrido.

“El hombre llegó pasadas las 10 al hospital con un infarto masivo y lamentablemente falleció. Los médicos hicieron todos los intentos por reanimarlo pero no se consiguió el objetivo”, explicó Néstor Marchetti, director del centro de atención de emergencias.

El conductor del utilitario marca Volkswagen Saveiro que terminó siendo colisionado –llamado Carlos, de 57 años– contó que estaba realizando trabajos de reparación y mantenimiento de equipos de aire acondicionado en la galería Calle Angosta”.

“Estábamos cargando unos equipos con otro muchacho y veo que el Corsa se nos viene encima a toda velocidad y nos termina chocando. El hermano del hombre, que venía con él, me dijo que había tenido un infarto, si no no se entiende por qué venía a tanta velocidad”, destacó.

Por el fuerte impacto producido por el Corsa la Saveiro fue desplazada varios metros, se subió a la vereda y terminó impactando contra una columna del local de venta de celulares ubicado en la esquina. Todo esto a metros de un sector donde paran muchas líneas de ómnibus, por lo que las consecuencias del accidente pudieron haber sido mucho mayores.

Una testigo del hecho contó que en un principio al fallecido, antes de que llegara el equipo de emergencias una persona que pasaba por el lugar intentó hacerle reanimación de manera desesperada. Luego los médicos continuaron con la tarea de masaje cardíaco durante varios minutos, pero los esfuerzos fueron infructuosos.

El tránsito quedó interrumpido por varias horas hasta tanto las grúas retiraron a los vehículos del lugar. El Corsa quedó totalmente abollado y sufrió la rotura de su radiador mientras el utilitario también sufrió múltiples daños.

El hecho causó conmoción también en la redacción de El Ciudadano ya que Carrillo brindaba servicios informáticos externos a este medio para su página web desde 1999.

Fue embestida por un ómnibus a escasos metros de Medicina

Faltaban pocos minutos para que finalizara una clase pública que la directora de Epidemiología de la Secretaría de Salud municipal, Analía Chumpitaz, dictaba en las escalinatas de la Facultad de Medicina. De repente, se oyó un estruendo y la tarde se llenó de gritos de desesperación. A pocos metros, una mujer caía sobre el asfalto después de ser embestida por un colectivo de la línea 122 verde. Golpeada, pero consciente, fue asistida por quienes se encontraban en la zona hasta que llegó una ambulancia del Sies y la trasladó al Heca. A la hora de explicar lo que había ocurrido, diversos testigos coincidieron en que la mujer se lanzó a cruzar Santa Fe, en la intersección con Francia, cuando el semáforo habilitaba la circulación vehicular.

Comentarios