Política

Malestar de Lifschitz por dilaciones

Chispazos entre la provincia y los senadores del PJ

El gobernador pidió que se aprobaran leyes económicas clave pero la cámara alta pospuso el tratamiento.


El Senado fue blanco de críticas por parte del gobernador.

El gobierno provincial pretendía que la Legislatura apruebe tres leyes económicas –la reforma tributaria, el endeudamiento y la ley Pyme– para tener en claro el terreno a partir del cual se realizará la primera propuesta salarial a estatales y docentes. El Senado sólo votó la ley Pyme y le introdujo algunos cambios, con lo cual el proyecto pasó a la Cámara de Diputados donde será tratado el miércoles 7 de marzo. Las otras dos iniciativas quedaron en carpeta hasta la próxima semana y en el Senado fue inocultable el malestar, de opositores y oficialistas, ante el apuro del gobernador Miguel Lifschitz por contar con las tres leyes aprobadas.

El jueves por la mañana, de recorrida por San Cristóbal, el gobernador les envió un mensaje a los senadores. Consultado por la oferta salarial para docentes y estatales, que el Ejecutivo oficializará este lunes, Lifschitz la condicionó a la sanción de las leyes económicas: “En primer lugar, queremos evaluar lo que está ocurriendo en otras provincias; lógicamente, no podemos despegarnos de lo que pasa en el resto del país. Pero en segundo término –continuó el mandatario provincial–, para ver qué pasa en el Senado, donde se tiene que aprobar la reforma”.

La reforma tributaria dispone aumentos en el Inmobiliario Rural y Urbano de entre el 25 y el 30 por ciento, con el objetivo de mejorar los ingresos propios de la provincia. El proyecto tuvo media sanción de la Cámara de Diputados el jueves 8 de febrero y recién este jueves ingresó formalmente al Senado. Según Lifschitz, el aumento impositivo “es clave para tener certezas sobre los recursos con los que vamos a contar el resto del año”. Por ese motivo, el mandatario señaló que es necesario “esperar hasta el día lunes para hacer una oferta” y remató: “Espero que sea aceptada por los trabajadores”.

En la breve sesión de ayer, los senadores votaron con cambios la ley Pyme y la devolvieron a la Cámara baja, que a esa hora ya había terminado su sesión y recién volverá a reunirse el 7 de marzo. Los otros proyectos quedaron en estudio en el Senado hasta la próxima semana. Hay dos pedidos de autorización para que la provincia tome créditos para obras, que no incidirá en las negociaciones paritarias, y otro proyecto –la reforma tributaria– que sí tendrá impacto, en caso de ser aprobado, sobre las finanzas.

“Encontrar los consensos”

El senador del PJ Rubén Pirola, presidente de la comisión de Economía, confirmó que la semana que viene se tratará la reforma tributaria: “Tenemos la expectativa de encontrar los consensos para que esta herramienta esté operativa lo antes posible. Lo estamos estudiando aún, pero hay cuestiones que nos preocupan vinculadas a los incrementos del Impuesto Inmobiliario y a algunas alícuotas de Ingresos Brutos”.

—¿Cómo tomó las declaraciones del gobernador?

—Yo lo entiendo al gobernador, pero la verdad es que no fueron de mi agrado. La reforma tributaria, en términos de lo que estima el propio gobierno, significa entre 400 y 600 millones de pesos más al año. Y la discusión salarial va más allá de esos números. El gobernador formó parte de esta Cámara durante cuatro años y sabe que trabajamos responsablemente, no se va a quedar sin recursos. Además, el endeudamiento es para financiar bienes de capital y obras de infraestructura, no para gastos corrientes. Lo que él quería era la reforma tributaria. Pero tal vez no le explicaron muy bien la incidencia de la reforma tributaria. O en el fragor de una declaración, dijo algo que no es.

En otro tramo de su contacto con la prensa en San Cristóbal, el gobernador Lifschitz había pedido la autorización legislativa para tomar deuda, otro tema que deberá esperar. “Estamos muy preocupados porque se viene demorando el Senado”, dijo el gobernador. “Es un crédito que está aprobado; falta sólo la aprobación de la Legislatura. Con eso, en marzo o abril, ya tendríamos los recursos para que las 360 localidades de la provincia puedan encarar obras de pavimento”.

En el Senado hay dos pedidos de endeudamiento: uno por 300 millones de dólares para financiar obras de pavimentación en municipios y comunas y otro por 500 millones de dólares, segundo tramo de una autorización por un total de 1.000 millones de dólares.

En nombre del bloque mayoritario del PJ, Pirola señaló que se están analizando los dos proyectos, pero agregó que antes de votarlos necesitan informes del Ejecutivo sobre cómo se usaron los primeros 500 millones de dólares.

Además, sugirió esperar cómo avanza la negociación por la deuda de la coparticipación. “No sirve endeudar la provincia en la magnitud que pretende el gobierno cuando estamos a pocos días de un posible acuerdo con la Nación”, sostuvo Pirola.

Si te gustó esta nota, compartila