Edición Impresa, Política

China secó el aceite de soja

El gigante asiático oficializó una directiva técnica sobre residuos de solvente que, en la práctica, bloquea las importaciones del producto desde Argentina. El canciller Jorge Taiana citó al embajador chino para quejarse.

China hizo público ayer el bloqueo al aceite de soja argentino en represalia contra las medidas proteccionistas del gobierno de la presidenta Cristina Fernández por las que se restringen importaciones de artículos y mercadería del gigante asiático. La decisión fue comunicada a través de la agencia oficial de noticias de Beijing, Xinhua. La reacción en Buenos aires no se hizo esperar: la Cancillería citó al embajador chino para manifestarle “malestar y preocupación” por la represalia.

Xinhua, que depende directamente del Consejo de Estado de China, difundió la prohibición en éstos términos: “Las importaciones de aceite de soja argentino que contengan residuos de solventes con un nivel superior a 100 partes por millón están impedidas de ingresar al mercado chino a partir de hoy jueves (1º de abril)”, expresa el cable. “La medida se tomó para ayudar a los productores locales y en represalia contra la Argentina, nación que ha aplicado medidas anti-dumping contra mercaderías provenientes de China, incluyendo vajilla y textiles”, sigue el texto.

Según esta información oficial de Xinhua, la producción de soja y aceite de China está “bajo protección especial por razones de seguridad nacional” debido a las “amenazas de las importaciones”.

La controversia comercial escaló precisamente en momentos en que Buenos Aires y Beijing buscan acordar una nueva fecha para la postergada visita de Cristina Fernández a la nación asiática, ahora prevista para agosto.

Pese a que formalmente de lo que se trata es de una cuestión técnica por el contenido de residuos de un solvente utilizado en la molienda de la soja –el hexano–, quedó claro que la decisión fue en respuesta a las barreras que puso Buenos Aires a productos chinos para proteger su industria.

De hecho, algunos operadores y analistas manejan la información de que China sustituirá la importación de aceite de soja argentino –que hasta ahora representaba el 77 por ciento del total de sus compras– por otro de origen brasileño.

El 25 de marzo pasado, el embajador chino en Argentina, Zeng Gang, expresó en público sus inquietudes por las medidas anti-dumping durante un seminario organizado por la Fundación Cepes que preside Chacho Álvarez.

La medida “técnica” sobre el hexano –que afecta las importaciones desde Argentina pero no las de Brasil– entró en vigencia ayer. El mismo día, el canciller Jorge Taiana citó para este lunes 5 al embajador chino en Buenos Aires, Gang Zeng, para manifestarle “el malestar y la preocupación” del gobierno ante el bloqueo dispuesto por el gigante asiático al aceite de soja argentino.

Voceros oficiales precisaron que el encuentro se realizará a las 15 en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, en el porteño barrio de Retiro.

Si la restricción china se mantiene habrá un fuerte golpe fiscal para Argentina: este año se preveían embarcar a China 2,31 millones de toneladas de aceite de soja por un valor estimado de 1.947 millones de dólares, lo que se traduciría en una recaudación por retenciones de 623 millones.

Comentarios