Edición Impresa, Mundo, Ultimas

China firma acuerdos con Irán por cifras millonarias

Pekín ya es el primer socio económico de Teherán: sumó nuevas y cuantiosas inversiones.

Irán y China firmaron ayer acuerdos comerciales y proyectos de infraestructuras por valor de 4.000 millones de dólares, durante la visita de un alto responsable chino a Teherán. Pekín ya es el primer socio económico de la República Islámica.

He Guoqiang, alto funcionario del Partido Comunista de China (PCCh) se reunió con el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadineyad, para tratar los lazos bilaterales y otros temas de interés común.

He, miembro del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del PPCh, y secretario de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria, se encuentra realizando una visita oficial de tres días en Irán.

Los dos países firmaron varios acuerdos sobre cooperación comercial y de  infraestructura, afianzando los ya fuertes vínculos políticos y económicos entre ambos, por alrededor de 4.000 millones de dólares, según el diario El País de España.

Las compañías chinas realizarán grandes inversiones en algunos de los principales proyectos de infraestructura de Irán, incluido un proyecto de desviación de agua, y un embalse.

Además, China importará gran cantidad de minerales de cromo y celestina procedente de Irán, según informó la agencia Xinhua.

Irán y China establecieron relaciones diplomáticas en 1971 y sus vínculos bilaterales se han desarrollado sin obstáculos en los últimos años.

En 2010, el comercio bilateral alcanzó un récord de 29.300 millones de dólares con un incremento de 38,5 por ciento con respecto al año anterior. China ha proporcionado asistencia financiera y tecnológica a algunos importantes proyectos de infraestructura en Irán.

He es el segundo funcionario de alto nivel del PCCh que visita Irán en menos de un año. Li Changchun, también miembro del Comité Central del PCCh, visitó Irán en  septiembre pasado.

Las visitas subrayan las relaciones políticas y económicas estrechas entre China e Irán, país que ha tenido amargos enfrentamientos diplomáticos con Estados Unidos y con algunos otros países occidentales por su programa nuclear.

Occidente acusa a Irán de buscar un proyecto encubierto de armas nucleares y ha promovido enérgicas sanciones contra el  país islámico, pero Teherán sostiene que sus actividades nucleares solamente tienen propósitos pacíficos.

China, aunque respeta las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU contra Irán, se opone a algunos de los castigos más severos adoptados por países occidentales y ha mantenido sus relaciones de negocios y comerciales con Irán.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios