Mundo

“Chao a las Bolsas Plásticas”

Chile es el primer país sudamericano que deja las bolsitas

Se cumplieron seis meses de la etapa de adecuación a la medida y supermercados, shoppings, centros comerciales y grandes tiendas tienen prohibido entregar a sus clientes los envoltorios


Con la campaña “Chao a las Bolsas Plásticas” Chile se convirtió en el primer país sudamericano que prohíbe las bolsas de plástico por completo. Es que ayer entró en vigor la ley una ley que prohíbe por completo el uso de estos elementos por su alto nivel contaminante.

El decreto oficial de ley 21.100 contempla sanciones y multas para quienes incurran en el uso de las bolsas desechables.

La normativa entró en vigor seis meses atrás, con una primera etapa en las que los comercios y otras empresas podían entregar sólo dos bolsas plásticas por persona por cada compra. Cumplido el plazo de adaptación este domingo, ya no se pueden expender más bolsas.

La legislación obliga de la misma manera a los pequeños comercios a transitar el mismo camino, aunque para ellos el plazo de adecuación se extiende por dos años. De igual modo, la finalización del plazo de seis meses es la plataforma para una fuerte campaña hacia toda la población chilena, por lo que muchos pequeños locales están dejando de entregar bolsas.

“La presente ley tiene por objeto proteger el medio ambiente mediante la prohibición de entrega de bolsas plásticas en el comercio”, indicó un comunicado emitido por el Ministerio de Ambiente chileno.

“Estamos felices por el apoyo ciudadano de esta medida, porque la gente está utilizando su bolsa reutilizable al momento de ir a comprar. Según una reciente encuesta, el 80% de la población se acostumbró a ir a hacer sus comprar con bolsas reutilizables”, comentó la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Tras el primer gran golpe de efecto en supermercados, shoppings, centros comerciales y grandes tiendas, la ley se continuará implementando en forma paulatina hasta que rija la prohibición absoluta, y se apliquen fuertes multas –370 dólares– a quienes infrinjan la prohibición.

Ya los consumidores han comenzado a utilizar masivamente bolsas fabricadas con materiales reutilizables y biodegradables que no dañan al medioambiente.

La cartera ambiental recordó que, por el contrario, las bolsas de plástico no se biodegradan. En cambio, se dañan con facilidad y son desechadas; se van fragmentando en pedazos cada vez más pequeños hasta dejar de existir, proceso que puede tardar entre 200 y 1.000 años, tiempo en que contaminan la flora y la fauna a su alrededor, causando graves daños.

El gobierno chileno anunció que la ley ya ha tenido efectos positivos en los últimos seis meses, en los que se dejaron de consumir, según estimó, unos de 1.000 millones de bolsas plásticas en el país.

Lógicamente la normativa tuvo resistencia por parte de la Asociación de Industriales del Plástico de Chile (Asipla), que hizo todo lo que pudo para frenar la medida, pero sus esfuerzos no tuvieron éxito.

Con todo entre los países del continente que han transitado por medidas similares está la Argentina, donde se prohibió el uso de bolsas plásticas en las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut y Buenos Aires, y en muchos municipios, entre ellos Rosario, por legislación a nivel local. Pero no se avanzó en una legislación nacional.

A ese nivel, los países que han implementado la medida en todo su territorio son Irlanda, Australia, México, China, España, Estados Unidos, Francia, Alemania, y Senegal.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios