Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Chewbacca, el gran ganador de la convención de cómics

Por: Agustín Aranda.- Unas 12 mil personas visitaron el Crack Bang Boom que se desarrolló durante cuatro días en el CEC.


Cae el sol y la explanada entre los galpones del Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC) recibe la marea de fanáticos que poco antes pedían autógrafos al mismísmo Robin Wood o compraban comics en uno de los 40 stands de comiquerías bajo techo. Así transcurría ayer la última jornada de la convención internacional de historietas Crack Bang Boom, edición número tres, que atrajo a 12 mil personas en los últimos cuatro días. Cual broche de oro, la nueva tradición: el cosplay, un concurso de disfraces, empieza en minutos. Con una pasarela, jurado y doscientos pares de ojos, la veintena de concursantes esperan al costado de la pared de ladrillo visto del CEC.

Ovación

Rubén Dogliani, fanático de la saga Guerra de las galaxias que llegó a la primera plana de El Ciudadano en febrero de este año por haber confeccionado un excepcional traje de Chewbacca, se para detrás de una Gatúbela del universo Tim Burton. Sus ojos, escondidos detrás de las mechas de pelo humano que componen la máscara del wookie, reciben los flashes fotográficos una y otra vez.

Aplausos

Es un éxito antes de competir, comentan asombrados los fans. Sin embargo, Chewie espera su turno en la pasarela. Antes los aplausos y vitoreos serían para Capitán América, Chica Halcón, Deadpool, Superchica, una elaborada presentación de los X-Men –que incluyó a Mistique, Wolverine, Cíclope y Coloso, con un pequeño tanque verde de cartón que arrojó al público– y un Iron Man que no superaba los 10 años ni el metro de altura. Grandes aplausos para el pequeño, que compitió instantes después cuando un diminuto Hombre Araña y un jovencísimo Ben 10 emergieron del público de forma improvisada para levantar los “ahhh” de la gente. Y aplausos. Rubén mira la competencia custodiado por un hombre vestido de Han Solo, su amigo y superior en la resistencia dentro de los films de George Lucas. Darth Vader, enemigo de la causa rebelde, lo desafía y bate la característica espada láser roja para el goce del público. Chewie responde aunque la deliberación del jurado está en marcha.

Las chicas

El segundo premio es para Natalia, una joven que ayer pudo ser Huntress, o Cazadora, integrante de la factoría DC comics. En el medio de la línea de disfrazados, Rubén espera lo que todos dan por hecho. Es ganador del concurso y saluda respetuosamente a todos los competidores. Recibe el premio y pide el micrófono a un joven Wolverine que ofició de presentador. El característico sonido de la lengua de los nativos del planeta Kashyyyk sale del morral de Chewbacca y rebota entre los galpones del CEC.

La última viñeta del CBB es la entrega de las estatuillas de Nippur de Lagash, ideada por el homenajeado, Robin Wood –como fuera Oswal el año pasado con su “Sonoman”– y de la mano del realizador Martín Canale. ¿Continuará?

Comentarios