Política

Desde pobreza cero a ganancias

Chequeado: Macri cumplió sólo el 10% de sus promesas

El portal de investigación relevó 20 compromisos de campaña del presidente. Apenas dos pueden considerarse realizados. En el resto, la gestión Cambiemos sigue en falta con la propia palabra de su máximo referente


El presidente Mauricio Macri sólo cumplió dos de las 20 promesas que hizo durante su campaña en 2015 e incluso aumentó las promesas incumplidas durante su mandato. Es la conclusión del informe realizado por el periodista Matías Di Santi para el sitio Chequeado.com.

Las 18 incumplidas, formuladas durante el debate presidencial pre balotaje, y dos elegidas por la gente en las redes sociales como “las más memorables”, fueron seguidas por Chequeado por tercer año consecutivo. De esas 20, seis fueron calificadas como “Incumplida”. Otro tanto como “en proceso, demorada”. Un número similar, como “en proceso, adelantada” y sólo dos como “cumplida”.

“Desde Chequeado venimos haciendo un análisis desde 2015, cuando Macri terminó ganándole la elección al entonces candidato por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli. Es el tercer año que hacemos este seguimiento”, dijo Di Santi este martes en diálogo radial con Aire de Santa Fe.

 

La vida cotidiana y la economía

“Lo interesante también es que, además de cumplir sólo 2 de las 20 promesas de campaña, durante su mandato ha incrementado las promesas incumplidas. Lo relevante de esas promesas tiene que ver con la economía y el poder adquisitivo de los argentinos.  La primera tiene que ver con el impuesto a las ganancias. De hecho, circuló mucho un spot de campaña de la alianza Cambiemos en el que se prometía que los trabajadores iban a dejar de pagar ese tributo y en la actualidad hay más trabajadores que lo pagan”, dijo el autor del informe.

“Contrariamente a lo prometido por el presidente, hoy hay casi 2 millones de personas que pagan ese tributo, un número superior a quienes lo hacían en diciembre de 2015. Creo que esto se relaciona con un error de diagnóstico, porque si uno analiza la composición tributaria de otros países, incluso desarrollados, lo que uno ve es que en esos lugares  las personas cívicas pagan impuesto a las ganancias e incluso en un porcentaje mayor de lo que lo hacen en la Argentina. Pero la promesa era: «los trabajadores no van a pagar». La realidad muestra que se fue en la dirección contraria”.

 

“Cuidar el trabajo”

“Otra de las promesas es –y diría que la más importante–, la de crear trabajo cuidando los puestos laborales existentes. Claramente está incumplida, porque los empleos privados formales, que son los que solía destacar el ahora presidente durante su campaña en 2015 como trabajo de calidad, en el cálculo por habitante hoy están en un nivel menor a diciembre de 2015. Lo muestran incluso los datos oficiales que se publicaron la semana pasada en el Ministerio de Trabajo de la Nación”, agregó Di Santi.

 

Sin jardines ni computadoras

“En Educación, otra promesa importante fue la de los jardines de infantes. “Yo me comprometo a construir los 3.000 que faltan”, dijo Macri. Al asumir modificó ese compromiso inicial y bajó las referencias de edificios a aulas. Cuando uno mira los datos del Ministerio de Educación que dirige Alejandro Finocchiaro, lo que reconocen es que no se va a llegar a la meta en este año y tampoco en 2019. La excusa presupuestaria es que los fondos se redujeron para este año y para el que viene se prevé una reducción aún mayor”, agregó.

 

Inflación y pobreza

Acerca de estos dos temas sensibles, Di Santi dijo: “La promesa fue «Vamos a llevar la inflación a un dígito» y estamos muy lejos de eso. Además la otra promesa tiene que ver con alcanzar la pobreza cero. Si bien los últimos datos son del primer semestre de 2018, todos los números alternativos señalan que la pobreza al cabo de la gestión Cambiemos va a superar a la que recibió por parte del segundo mandato de la ex presidenta Cristina Fernández e incluso a la del período 2016 del mismo Macri. En 2018, la pobreza aumentó cerca de un 32 por ciento con respecto a 2015”.

“En los casos en que las promesas pasaron de estar en proceso a incumplidas, el cambio sobre todo demuestra que la situación avanzó en la situación contraria como en los casos de crear trabajo, no pagar impuesto a las ganancias, pobreza e inflación. El mismo gobierno admite que no va a cumplir con lo propuesto como construir jardines, lograr entregar una computadora en primer grado para cada chico en cada escuela de la Argentina, explicó.

 

Las cumplidas

Di Santi mostró que sólo hubo dos promesas cumplidas: “Tienen que ver con una situación más institucional, como es la de impulsar la aprobación de la llamada ley del arrepentido. Le sigue la de  extender la Asignación Universal por Hijo (AUH) para los hijos de los monotributistas, que alcanza a unos 350 mil ciudadanos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios