País

Brutal femicidio

Chaco: mataron a una bibliotecaria y el asesino ya había cumplido una condena por abuso

La víctima fue identificada como Érica Beatriz Torres, quien se habría resistido a ser violada por el ahora apresado Juan Marcelo Cáceres. El hombre, apodado "El Misionero", admitió el crimen y es conocido por trabajar en una verdulería de la localidad de Las Breñas


Una bibliotecaria fue asesinada este viernes a puñaladas en la localidad chaqueña de Charata y por el hecho detuvieron a un sospechoso que admitió el crimen y que ya había cumplido una condena por abuso sexual en 2020.

La víctima fue identificada como Érica Beatriz Torres, de 45 años, quien se habría resistido a ser violada por el ahora apresado Juan Marcelo Cáceres, de 41.

La mujer fue hallada en un camino rural, con varias puñaladas en su cuerpo, y murió a las pocas horas.

El único detenido por el femicidio, apodado “El Misionero” y conocido por trabajar en una verdulería de la localidad de Las Breñas, admitió haberla asesinado tras intentar abusar de ella.

La fiscal a cargo de la investigación, María Gabriela Raffat Anton, logró vincularlo a la causa tras descubrir que la víctima se había subido a su camioneta el viernes 24 de mayo, cerca de las 7 de la mañana.

Torres salía a trabajar todos los días a la Escuela número 266 de Charata y lo hacía en motocicleta, la cual dejaba en la estación de servicio ubicada en la intersección de las rutas número 89 y número 6 y desde ahí siempre hacía “dedo” para que la llevaran a su destino.

Sin embargo, en esta ocasión el que estacionó para su pedido fue el asesino, quien circulaba en una camioneta Ford F-100 con cabina simple.

Cerca de las 9, un camionero que pasaba por el camino rural llamado “Los Pinos” se alarmó al notar que una mujer estaba tirada en el suelo.

En ese momento, se percató de que contaba con varias puñaladas en su cuerpo, por lo que dio aviso a las autoridades, pero no lograron salvarla, ya que murió horas después de haber ingresado al hospital de la zona.

Cáceres fue apresado este sábado, luego de que la Policía lo hallara cuando circulaba por la calle 9 de Julio, en la localidad de Las Breñas.

Los uniformados lo llevaron hacia la comisaría de la zona y tras varias horas arrestado confesó haber atacado a Torres.

Allí dijo que intentó abusarla, pero como ella se negó le asestó al menos unas 20 puñaladas en diferentes zonas del cuerpo.

De acuerdo con la información publicada por el Diario Norte, el criminal contaba con antecedentes penales por haber cometido un abuso sexual.

En esa oportunidad, había sido condenado a cumplir seis años en la prisión de Sáenz Peña, pena que terminó en 2020.

La fiscal ordenó que se realizaran pericias en el lugar en el que fue encontrada para dar con el arma homicida.

En tanto, los investigadores secuestraron la camioneta del acusado, la cual será sometida a pericias forenses, con el objetivo de hallar algún rastro que compruebe que la mujer estuvo en su interior.

El gobernador chaqueño Leandro Zdero se comprometió a destinar los recursos necesarios para poder resolver el crimen.

“Cada muerte es un inmenso dolor para todos los chaqueños”, escribió en su cuenta de la red social X.

“He dado instrucciones precisas a quienes conducen el área de seguridad para que se actúe con todo el rigor y el profesionalismo necesario para identificar a quien cometió este horrendo crimen”, aseguró el mandatario provincial.

Asimismo, Zdero pidió justicia por Torres y se solidarizó con los amigos y familiares de la mujer asesinada.

Docencia de luto

Desde el Sindicato de Educadores del Chaco acompañaron “con profundo dolor a la familia, colegas y amistades de la docente Érica Beatriz Torres en este difícil momento”. Y añaden: “que Dios les brinde fortaleza en esta irreparable pérdida”.

Vía la red social Facebook, la entidad docente manifestó: Este hecho no es más que una nueva muestra de desidia del gobierno provincial que, con su postura intransigente de no convocar siquiera a mesa de discusión de política salarial, termina siendo cómplice de este aberrante hecho. Una docente que lo único que intentaba era llegar a su lugar de trabajo.

Para ella, tener un salario digno hubiera significado tener la posibilidad de transitar en un vehículo propio, sin tener que recurrir a el típico “hacer dedo” para ahorrar unos pesos que vemos a diario en toda la provincia.

Comentarios

10