Policiales

Ni una menos

Chaco: atraparon en un monte al femicida de Melina Romero

El changarín de 45 años fue detenido en una casilla de la localidad chaqueña de La Clotilde. Los policías lo buscaban desde hacía tres días cuando irrumpió en una cancha de fútbol y asesinó a su ex pareja de un puntazo frente a sus amigas. También planeaba matar a las hijas de la víctima


El hombre que se encontraba prófugo desde el pasado domingo acusado del femicidio de su ex pareja Melina Romero, a quien asesinó en una canchita de fútbol en la localidad chaqueña de La Clotilde, fue detenido hoy en una zona montuosa en la que se había escondido y antes de ser capturado intentó suicidarse y se produjo cortes en el cuello y en las muñecas, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Gabriel Ernesto Aceval, de 45 años y conocido como Chachi, quien está acusado del femicidio de Melina Romero (30) y fue apresado este miércoles a las 8.30 en una casilla en la que se refugiaba y en las inmediaciones de la cual los policías habían montado una vigilancia.

Voceros judiciales informaron a la agencia de noticias Télam que el hombre intentó suicidarse cuando se vio cercado por los uniformados, pero no tuvo éxito y resultó herido con cortes superficiales en el cuello y las muñecas, a la vez que tenía en su poder el cuchillo que presuntamente empleó para el ataque cometido el domingo por la noche en una cancha de fútbol a la que la víctima había ido a jugar un partido.

Al momento de su detención, Aceval se encontraba muy deteriorado y deshidratado por lo que fue trasladado de urgencia a un hospital de la zona.

Según precisaron fuentes policiales, el hombre de 45 años era buscado desde hacía casi tres días por más de 100 efectivos de distintas jurisdicciones y por canes rastreadores, hasta que fue localizado por un drone en un islote de una zona montuosa, donde los investigadores creen que permaneció escondido allí las últimas 72 horas, aunque todavía no descartan que haya recibido ayuda de terceros.

“Teníamos el dato  este martes por la noche de que estaba cerca de la casa de su padre, en una vivienda precaria que habitan los trabajadores del monte. Pusimos una consigna policial en el lugar y cuando salió por la mañana lo detuvimos. No podía estar en otro lugar porque no tenía recursos”, señaló a Télam un investigador.

A su vez, Aceval, que se desempeñaba como changarín, contaba con un amplio conocimiento del lugar donde fue hallado, ya que “se crio en la zona”, añadieron los informantes.

Los investigadores determinaron además que, mientras estuvo prófugo, el acusado había mandado una serie de mensajes a distintos conocidos suyos, a quienes les dijo que se encontraba en otro lugar, con intenciones de confundir a los policías que lo buscaban.

Finalmente, el hombre quedó detenido a disposición del fiscal Cristian Arana, de la Fiscalía 1 de La Clotilde, quien caratuló el hecho como “homicidio agravado por el vínculo en contexto de violencia de género (femicidio)” y espera que el acusado presente un defensor oficial para proceder con su indagatoria.

Melina Romero, madre de dos hijas, fue asesinada de una puñalada en el cuello el domingo por la noche minutos antes de que comenzara un partido de fútbol que iba a jugar en el complejo llamado La canchita de Escobar, ubicado en el barrio San Roque, del mencionado departamento ubicado a 260 kilómetros de la capital de Chaco.

Los investigadores señalaron que el agresor llegó al lugar y sin mediar palabra la atacó.

Luego del femicidio, Aceval llamó a familiares y a la Policía, y además publicó varios estados de Whatsapp, uno de los cuales indicaba que planeaba matar a las hijas de Melina, aunque no estaban en el momento en el que él se presentó en el lugar.

“La estaba por matar (a) la(s) 2 ijas, pero no vino y cayó eya. Yo la quería mucho” (sic), escribió Aceval, sobre una foto de Romero en ropa interior que subió a su estado de WhatsApp del teléfono, según detalló a Télam un investigador policial consultado.

Las chicas eran hijas de la víctima con una pareja anterior, aclararon los informantes, mientras que el acusado también había tenido un hijo con otra mujer, aunque murió en un accidente de tránsito, añadieron las fuentes.

Melina Romero se había separado hacía un tiempo de Acevedo y, según los voceros, no había denuncias previas por violencia de género, aunque esto no indica que no hubiera sufrido agresiones, aclararon.

 

Comentarios