Edición Impresa, Política

Cumbre en trabajo

CGT se calienta a fuego lento

La cúpula de la central obrera unificada mantuvo el primer encuentro con funcionarios del gobierno. Los sindicalistas se mostraron “preocupados” por el empleo y la inflación. Desde el Ejecutivo ratificaron que no impulsarán reabrir paritarias.


La cúpula de la CGT unificada planteó ayer su “preocupación” por el empleo, la caída en algunas actividades y la inflación durante su primera reunión con el gobierno nacional y advirtió que en la reunión confederal del próximo 23, la central obrera va a “hacer una evaluación” de la convocatoria a eventuales medidas de fuerza.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, anfitrión del encuentro, calificó de “profundo y maduro” el diálogo mantenido con el triunvirato cegetista, aunque Juan Carlos Schmid, uno de los tres secretarios generales, advirtió: “Tenemos posiciones encontradas con el diagnóstico que tiene el Ejecutivo” respecto de los problemas que enfrenta el país.

El gobierno ratificó que no impulsará la reapertura de la discusión salarial y anunció que convocará a la CGT para “analizar en conjunto” el proyecto de modificación de las escalas del impuesto a las Ganancias que el Ejecutivo enviará al Congreso.

Tras calificar de “neutra” la reunión y aclarar que no hubo “resultados concretos” frente a los diferentes planteos formulados, Schmid respondió a la consulta sobre la posibilidad de la convocatoria a un paro general u otras medidas de fuerza: “Vamos a tener un confederal el 23 (próximo) y ahí vamos a hacer una evaluación”.

Después del encuentro celebrado en la cartera laboral, y en una conferencia de prensa que ofreció junto a los otros ministros participantes, Francisco Cabrera (Producción) y Jorge Lemus (Salud), Triaca admitió la posibilidad de que el presidente Mauricio Macri próximamente reciba a la conducción de la central obrera, aunque sin precisar fecha.

El funcionario aseguró que los jefes sindicales, en la primera reunión que mantienen con la Casa Rosada desde la unificación de la CGT, expresaron su inquietud por el empleo, la inflación, la caída en algunas actividades y la reapertura de las importaciones, entre otras cuestiones.

“Manifestaron su preocupación, pero hemos acordado armar grupos de trabajo” conformados por ambas partes para tratar de dar respuesta a las distintas problemáticas, señaló el ministro, quien aseveró: “Creemos que es un momento de dificultades, pero estamos yendo de una transición a un escenario mejor”.

Del encuentro participaron los integrantes de la cúpula cegetista, Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, además de otros miembros del consejo directivo de la central sindical. Triaca adelantó que próximamente el gobierno convocará a la CGT para “analizar en conjunto” el proyecto que el oficialismo enviará al Congreso para modificar las escalas y las alícuotas relacionadas con el impuesto a las Ganancias.

El funcionario señaló que esa cita será tras el regreso del ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, quien viajó a China para participar, junto al presidente Mauricio Macri, de la cumbre del G20.

Ante una consulta sobre el permanente reclamo de la dirigencia sindical respecto de las paritarias, Triaca ratificó que el gobierno no impulsará la reapertura de la discusión salarial.

Luego de argumentar que el actual es un contexto en el que “ha bajado la inflación” y la “tendencia sigue”, Triaca afirmó que “hay sectores que pactaron paritarias a principios de año y otros que las cerraron hace un mes, y esto genera diferencias en las realidades de cada sector”.

Pablo Moyano dejó picando un paro general

El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, sostuvo ayer que el gobierno de Mauricio Macri “no escucha” los reclamos y aseguró que el Ministerio de Trabajo es “una oficina de la UIA”. Además, dijo que no descartan convocar a un paro general.

“Acompañamos la Marcha Federal de la CTA (ver página 7) porque el gobierno no escucha los reclamos. Los reclamos son conocidos: impuesto a las Ganancias, no al ajuste, no al tarifazo, no a los despidos, aumento para jubilados”, indicó.

Según dijo el hijo del ex secretario general de la CGT, se trata de “los mismos reclamos que se le hacían al gobierno anterior y que este gobierno tampoco está escuchando, porque ni bien asumió empezó a beneficiar a determinados sectores y a los trabajadores le dio el tarifazo”.

“Este gobierno de derecha está haciendo todo a favor de los grandes grupos económicos y perjudicando a millones de trabajadores”, señaló.

Con relación al encuentro que dirigentes de la CGT mantuvieron con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, en reclamo por reapertura de paritarias, el dirigente camionero se mostró pesimista respecto a los resultados.

“Cada vez que vamos al Ministerio de Trabajo es para hablar de fútbol, entrar a Trabajo es como entrar a una oficina de la Unión Industrial Argentina (UIA). Hemos ido varias veces y siempre sólo se benefician los empresarios”, cuestionó Moyano.

Y agregó: “Se están planteando los mismos reclamos de siempre, que lamentablemente nunca fueron escuchados por el ministro (Triaca) ni por el presidente (Mauricio Macri), y por eso esta reacción (Marcha Federal) de gran parte del movimiento obrero”.

Moyano recordó que el próximo 23 de septiembre se reunirán todas las regionales del país con la nueva directiva de la CGT donde “seguramente habrá una reacción del movimiento obrero”.

“Los dirigentes, teniendo en cuenta todas estas medidas contra los trabajadores, tendrán una reacción con movilizaciones y no se descarta la realización de un paro contundente contra este gobierno que no escucha los reclamos de los trabajadores”, expresó.

Comentarios