Edición Impresa, Política

Sindicalismo

CGT local explora triunvirato para lograr la ansiada unidad

Un representante de la central nacional sondeó a los gremios y el mayor consenso lo logra una conducción colegiada. El 16 de noviembre próximo se realizará un congreso normalizador; desde Camioneros no apoyan un liderazgo tripartito


La CGT local buscará el próximo 16 de noviembre emular a la conducción nacional de la Confederación General del Trabajo y sellar la unidad del movimiento obrero en Rosario. El camino que genera más consenso es el mismo: una conducción colegiada de tres personas. El triunvirato al que se pretende arribar mediante un congreso normalizador estaría compuesto por un representante de un gremio de trabajadores estatales, otro de un sindicato referido a servicios y un tercer representante de los gremios industriales. De esta manera, las diferencias “políticas” que separan a las diferentes vertientes serían zanjadas mediante la representación de todos los sectores. La mirada discordante en este panorama la aporta el gremio de Camioneros, que no está dispuesto a apoyar una conducción tripartita.

Con este fin, ayer estuvo en Rosario el secretario de Interior de la CGT nacional, Francisco “Barba” Gutiérrez. El ex intendente de Quilmes mantuvo reuniones con las diferentes facciones gremiales para intentar acercar posiciones y normalizar la situación de la CGT rosarina, que hoy se encuentra liderada por Rubén López, del sindicato de Camioneros, aunque su mandato está vencido desde 2013.

“Dejar de lado el rencor”

En diálogo con El Ciudadano, el secretario general de la UOM Rosario, Antonio Donello, explicó: “Los dirigentes sindicales tenemos que estar a la altura de las circunstancias porque si no, la sociedad nos lo va a reclamar y las circunstancias exigen una CGT unida. Tenemos que ser adultos y conscientes para llevar adelante la unificación de la CGT en una de las seccionales más importantes del país, para eso hay que dejar de lado los egoísmos”.

Donello, cuyo gremio integra el denominado Movimiento Sindical Rosarino, se refirió a la posibilidad de arribar a una conducción colegiada: “Es muy posible que sea a través de un triunvirato. Es una de las opciones que se manejó con una buena cantidad de gremios. El triunvirato podría estar formado por un gremio estatal, uno de servicios y uno de la industria, así todos los sectores están representados porque no todos los sectores están atravesando la misma situación”.

“Para eso hay que dejar de lado las diferencias y ponernos de acuerdo en otras. Dejar de lado el rencor que dejaron las elecciones anteriores y ver cómo llevamos esto adelante porque la situación lo amerita. Tendríamos que haberlo hecho hace mucho tiempo, acá no hay gente que tenga la razón o que no”, graficó Donello, que pertenece al espacio que también integran La Bancaria, Judiciales, Luz y Fuerza, Smata y Sadop, entre otros.

“Es el momento de la unidad”

De otra de las reuniones de ayer participaron el sindicato de Dragado y Balizamiento, Barrido y Recolección, Obras Sanitarias, Suteryh, UTA, el gremio del vidrio, el de los plásticos, entre otros. Este sector apuesta a la conducción colegiada sólo por las circunstancias actuales.

“El 16 de noviembre se va a llamar a un congreso normalizador donde tenemos tiempo para terminar de cerrar los acuerdos y zanjar las diferencias para llegar a un acuerdo”, expresó el secretario general de Dragado y Balizamiento de Rosario, Edgardo Arrieta.

“Consideramos que en esta instancia lo ideal sería un triunvirato. Si bien uno comparte la conducción por parte de una sola persona, lamentablemente en este momento hay diferencias que más que sindicales son políticas y la representatividad se consigue con tres compañeros en la conducción”, graficó Arrieta en declaraciones a El Ciudadano.

“La realidad hace que nosotros estemos en una región donde somos los primeros en materia de inseguridad y campeones en la desocupación, entonces si los compañeros no están a la altura de las circunstancias, la realidad nos va a pasar por encima. Es el momento de tratar de conseguir la unidad”, finalizó Arrieta.

La mirada discordante

La última estación de la recorrido del “Barba” Gutiérrez fue en Pasco al 1000, la sede local del sindicato de Camioneros. Allí, su secretario general, Sergio Aladio, le transmitió que Camioneros no está de acuerdo la una unidad en base a un triunvirato.

En diálogo con este medio, Aladio reflexionó: “Hay muchos factores que hay que terminar de acomodar. No estaríamos de acuerdo con un triunvirato, entendemos que hay gente que tiene capacidad de poder manejar los destinos de la CGT y lograr la unidad. Ese es el objetivo, Camioneros quiere la unidad del movimiento obrero”, amplió.

“El nombre de esa persona no es algo que nos corresponda decir a nosotros pero entendemos que la unidad se puede dar atrás de una persona. Rosario se merece tener un dirigente con la capacidad de poder conducir la CGT. Vamos a sentarnos a hablar con todos los sectores que tengan ganas de charlar y buscar las alternativas”, finalizó Aladio.

Comentarios