Edición Impresa, Política

Causa dólar futuro

CFK se reunió con Zaffaroni para asesorarse en su defensa

Antes de declarar ante Bonadio, la ex presidenta visitó al ex juez de la Corte Suprema, que suena como su posible abogado.


Tras pasar la noche en su departamento del barrio porteño de Recoleta, luego de su regreso a Buenos Aires desde Santa Cruz, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner saludó ayer a los ciudadanos que se acercaron a expresarle su apoyo horas antes de presentarse a declarar ante el juez federal Claudio Bonadio. Alrededor de las 14.30, CFK dejó su vivienda para reunirse con el ex juez de la Corte Suprema, Raúl Zaffaroni, en la casa de su hija Florencia, en el barrio de Constitución. Zaffaroni se menciona como su posible abogado en la causa por la venta de dólares a futuro.

Cristina estuvo reunida con Zaffaroni para asesorarse sobre su representación en la defensa, aunque no estaba confirmado que el jurista sea finalmente su abogado en esta causa: algunas versiones indicaban que podría ser representada por Carlos Beraldi, quien ya fue designado para defender a la sobrina de la ex presidenta en la causa Hotesur.

Antes de las 18 CFK regresó a su domicilio particular, y saludó a los presentes desde el balcón, quienes le retribuyeron con cánticos. Al salir e ingresar al departamento, sin hacer declaraciones ante los medios, Cristina agradeció los vítores de sus seguidores.

Cristina deberá presentarse ante hoy a las 10 ante el juez Bonadio, quien la citó a declaración indagatoria por la venta de dólar futuro efectuada por el Banco Central durante los últimos meses de su gestión.

Ayer a la mañana volvieron a concentrarse simpatizantes en forma aislada frente al edificio “para hacerle el aguante”, como comentaron. La mayoría de los comerciantes coincidió que la multitud que acompañó a la ex jefa del Estado tuvo un comportamiento “pacífico y correcto” con la sola excepción de la dueña de un kiosco de diarios que denunció que su negocio amaneció sucio y con pintadas políticas de todo tipo. Ayer, curiosos y gente “suelta” que adhiere al anterior gobierno se fueron agolpando en la esquina porteña de Uruguay y Juncal, donde se produjeron duros cruces verbales entre simpatizantes y detractores, aunque ninguno de ellos alcanzó grados de violencia física.

Mientras se sucedían los breves debates, taxistas y colectiveros que pasaban por el lugar hicieron sonar sus bocinas y algunos manifestaban su adhesión al grito de “¡Aguante Cristina!”.

En cambio, un hombre de unos 45 años al comando de un automóvil de alta gama lanzó gruesos epítetos irreproducibles de reprobación.

Los más repetidos se centraron en su presunto participación en casos de corrupción, sintetizados en las frases de: “¡Chorra, devolvé la plata”! y “Ladrona”.

Uno de los pocos episodios de relativa tensión se desarrolló cuando una vecina de unos 70 años arrancó un pequeño cartel de apoyo a la ex presidenta que decía “Hola Cris, tanto te extrañamos. Tu pueblo te da la bienvenida”.

Otras dos mujeres mayores le recriminaron su “intolerancia” y luego de una tensa discusión restauraron el cartel y lo volvieron a ubicar en su sitio original.

Para hoy se espera una multitud en los tribunales de Comodoro Py en respaldo a Cristina, en el marco de su citación a indagatoria en la causa por la venta de dólar futuro.  Desde las organizaciones kirchneristas daban por hecho una concentración de más de cien mil personas.

Contra la “denuncia boligoma”

El ex ministro de Economía Axel Kicillof declaró ayer por escrito ante el juez federal Claudio Bonadio, defendió la venta de dólar a futuro llevada adelante durante la última etapa del kirchnerismo y advirtió que, en cambio, se debe investigar a “los miembros del actual gobierno” por la “megadevaluación” realizada. Kicillof estuvo acompañado por varios ex funcionarios y diputados kirchneristas como Julio de Vido, Nilda Garré, Carlos Kunkel, Martín Sabbattella, Mariano y Héctor Recalde, y la presidenta de Madres, Hebe de Bonafini.

Kicillof apuntó contra lo que denominó “denuncias boligoma”, en alusión al pegamento sintético utilizado por los chicos, porque –resumió– “consisten en cortar y pegar notas del diario Clarín, y convertirla en denuncia y causa judicial”. Y puso el foco en “el absurdo de que el Poder Judicial sea el que determine cuál política económica debe aplicarse en base a si es o no un delito”.

Macri junto a Urtubey mientras declara Cristina

El presidente Mauricio Macri se mostrará hoy en Salta junto al gobernador Juan Manuel Urtubey y miembros de la comunidad wichí, mientras en los tribunales su antecesora se presenta a declarar. Cuando CFK se acerque a brindar testimonio por la causa de la venta del dólar a futuro, Macri encabezará un acto de entrega de títulos de enfermería a estudiantes wichís. Y volverá a mostrarse junto al dirigente del PJ.

“Estuvo ausente”

Por su lado, Macri dijo ayer que la ex presidenta “está en su derecho” de tener el recibimiento y apoyo que recibió a su llegada a Buenos Aires y consideró que “estuvo muy ausente” los últimos meses de la agenda política y que ahora “se verá si toma una posición más activa, más allá de que el bloque (legislativo) sí estuvo activo”.

Fiscal Marijuán denunció desde EE.UU. que recibió amenazas

El fiscal federal Guillermo Marijuán denunció ayer que tanto él como sus hijas recibieron amenazas, por lo que se incrementó su seguridad con custodia personal. Marijuán, fiscal en la causa Lázaro Báez, pidió días atrás investigar a la ex presidenta CFK por presunto lavado de dinero.

Por orden del juzgado se remitió un oficio a Cancillería para que arbitre los medios necesarios para que a través de la embajada argentina en Estados Unidos se adopten las medidas de seguridad sobre Marijuán quien se encuentra en ese país en el marco de otra investigación judicial.

“Tengo miedo, pero aviso: ni mi papá ni mi familia nos queremos «suicidar»“, escribió Florencia Marijuán en Twitter, en referencia a la muerte del ex fiscal Alberto Nisman y la teoría del presunto homicidio camuflado como un suicidio.

Comentarios